Polémicas infructuosas

En términos generales, no tiene mucho valor el intercambio de opiniones y cifras encontradas que se cruzan entre sí funcionarios e instituciones de gobierno que están luchando contra el crimen sobre el número de robos, extorsiones y asesinatos que ocurren a diario. Porque la verdad es que el problema está a la vista de quien quiera apreciarlo desde el ángulo que desee y se manifiesta reiteradamente tan complejo y de complicadas ramificaciones que no es fácil vislumbrar una fácil solución.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>Y no es algo nuevo. Eso viene desarrollándose sin que se le haya atacado a fondo en sus estructuras. Por eso cualquier polémica en torno a sus efectos de nada sirve, a menos que se quiera aceptar como ventaja el hecho de tener siempre a la vista publica, cómo la delincuencia, cada día más agresiva, ataca a la ciudadanía honrada y cómo sigue creciendo de una manera increíble.&nbsp;</p><p>Empecemos a combatir a la delincuencia, cada uno poniendo lo que esté a nuestro alcance, evitando ser su víctima, pues nos acecha por todos lados. No debemos darle oportunidad de que nos afecte en lo personal o familiar. Adoptemos una conducta honesta, alejada de vicios y peligros y así podremos ayudar de manera efectiva a que las cifras por las que funcionarios e instituciones están discutiendo rebajen lo más posible.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter