Lo más visto

Poliburgueses

En El Salvador, los grupos guerrilleros, comunistas, terroristas siempre enarbolan el estandarte de la reivindicación de los más necesitados e incitan a los incautos que caen ante sus engaños a levantamientos armados, siendo estos los “tontos útiles” que exponen sus vidas.
Enlace copiado
Poliburgueses

Poliburgueses

Poliburgueses

Poliburgueses

Enlace copiado
Así sucedió con el levantamiento campesino de 1932, que fue reprimido, controlado y fumigado por la administración del general Maximiliano Hernández Martínez.

En 1962 volvieron a aparecer y el banderillazo de salida lo dieron colocando una bomba en los servicios sanitarios del Palacio Nacional, donde falleció injustamente un motorista del punto de carros de alquiler del parque Barrios de apellido Marroquín.

El presidente de aquella época, coronel Julio Adalberto Rivera, llegó al lugar del atentado y dijo: “¿Y estos son los que se dicen defensores del pueblo?”

El coronel Rivera llegó solo, manejando su vehículo, esa hombría debería servir de ejemplo al “don”, generalísimo, y a esa orquesta de funcionarios que se esconden bajo las “enaguas” de los matones que los cuidan y que el pueblo les paga.

En 1980, ante los pleitos entre los jefes de las bandas guerrilleras terroristas, Fidel Castro los llama a Cuba obligándolos a un solo frente, que llamó FMLN, por lo que Fidel Castro es el padre putativo a quien obedecen, cuyas órdenes hoy día las reciben por los carteles castristas-chavistas.

Por eso nunca les han importado los intereses de los salvadoreños. Recordemos el incendio y ametrallamiento del autobús de pasajeros de la empresa Martita, placas 75645, en el cantón La Bermuda, en Suchitoto, por un comando terrorista de las FPL, donde murieron 17 personas, entre ellos un niño, Napoleón Rivera. ¿Lo recordará Salvador Sánchez Cerén?

En 2008, para obtener la dirección del Órgano Ejecutivo, por la vía electoral, y de allí apoderarse de los demás órganos, decidieron poner al frente a una persona maleable, ambiciosa por el dinero, y con él levantaron el estandarte de “llegó el cambio” y los incautos de nuevo cayeron.

Esas elecciones presidenciales fueron legítimas, pero el gobierno que surgió se deslegitimó con sus actuaciones, pues, como decimos los salvadoreños, “les vale madre” el respeto a la Constitución, a los fondos públicos, tirando al cumbo de inmundicias las necesidades del pueblo.

Para realizar todos estos atropellos, fechorías y abusos a los salvadoreños tienen como respaldo un gallinero de políticos que les dan su apoyo con sus votos, aunque todos sabemos que esos políticos que los respaldan son los más repudiados y señalados de corrupción por la mayoría del pueblo.

El FMLN ha mantenido su línea marxista, aunque con los Albas son más oligarcas que los anteriores 14.

Pero los verdes, azules y anaranjados, que demostraron públicamente ser siempre anticomunistas-marxistas, hoy les “soban la leva” a los rojos por los petrodólares que les dan, exigiéndoles ser lavadores de inmundicias.

Razón tiene el doctor Félix Ulloa de calificar en la entrevista del periódico El Faro a los partidos PDC, PCN y GANA como los “más podridos”.

Y pensar que estos partidos puedan formar la coalición Unidad. Realmente El Salvador no tiene salvación, pues con estos caeríamos de las brasas a las llamas.

Estos funcionarios corruptos o poliburgueses se irán tranquilos dejando a El Salvador en ruinas, señalado como insolvente por las calificadoras de riesgo, como tramposo por los organismos internacionales de crédito, inseguro por Estados Unidos, sin dinero con deudas internas y externas, con una Fuerza Armada dividida, infiltrada, controlada con espionaje, con cambios imprevistos, y cuidando políticos miedosos.

Salvadoreños, no permitamos que estos poliburgueses, que nos hundieron, se fuguen con los dineros del pueblo. Hay que denunciarlos, llevándolos a la cárcel.

Tags:

  • hernandez martinez
  • fmln
  • fidel castro
  • cuba

Lee también

Comentarios