Política mundial entre el dólar y el petróleo

Una coyuntura internacional de grandes dimensiones ha lanzado por los suelos los precios del petróleo a escala mundial y ha fortalecido la moneda norteamericana luego de que esta sufrió depreciaciones debido a crisis bancarias e inmobiliarias en años pasados.
Enlace copiado
Política mundial entre el dólar y el petróleo

Política mundial entre el dólar y el petróleo

Política mundial entre el dólar y el petróleo

Política mundial entre el dólar y el petróleo

Enlace copiado
El dólar se perfila como una moneda estable luego del desplome de los precios del oro negro esta semana por abajo de los 50 dólares por barril.

El efecto carambolage de esta mutación económica es todavía impredecible. Son recurrentes las cíclicas crisis del capital mundial iniciadas con el “crash” de bolsa de Nueva York en 1929, el derrumbe de Wall Street en 1986, la crisis asiática de 1997-99, la virtual quiebra bancaria de EUA en 2000 y las sucesivas recesiones en Brasil, México o Rusia, pero ninguna de ellas logró colapsar el sistema, muy a pesar de que su contraparte, el socialismo real, sí se desplomó con la caída del Muro de Berlín en 1989.

Luego de guerras por el petróleo justificadas por inexistentes armas de destrucción masiva y por dudosas amenazas islamistas a la civilización occidental, los ejércitos aliados de Estados Unidos (EUA) lograron no solo derrotar a “los infieles” en Irak y Afganistán sino imponer su voluntad en numerosos países con el pretexto de luchar por la libertad ciudadana, la justicia y la democracia, sobre todo en los territorios periféricos del otrora bloque soviético, en la antigua Yugoslavia, en Túnez, Libia y Egipto cuyos gobiernos fueron derrocados por las “primaveras árabes”, y cuyos ecos han logrado llegar a las puertas de Damasco materializados en una sangrienta guerra civil en la República de Siria.

Ante el auge de potenciales rivales de EUA en el dominio mundial, como es el caso de China Popular, y en menor medida de Rusia, así como del auge en América Latina de la Venezuela poschavista, el recurso de torpedear a dichas economías mediante el abaratamiento del petróleo y sus derivados, especialmente la gasolina, parece una estratagema sacada de las mangas de la camisa por “los magos” del capitalismo mundial, con el objetivo de imponerse a sus rivales como China, Rusia, los países de la OPEP y especialmente a Venezuela, y de anunciar que el capitalismo está de lejos muy distante de haber agotado sus posibilidades de perpetuarse como sistema dominante en el planeta Tierra.

En lo político el gobierno de Obama ha dado una de cal y otra de arena en Latinoamérica, pues a la par de torpedear económicamente al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, ha tendido una mano amiga al irreductible Raúl Castro Ruz, quien, para decirlo metafóricamente, entre unas dádivas petroleras de dudosa perennidad venezolana y la posibilidad de abrir las relaciones comerciales con EUA, se ha decantado pragmáticamente por lo último.

Los grandes perdedores en el póquer de la economía mundial serán Rusia, la Unión Europea y en Latinoamérica países petroleros como México, Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador. La subida de tipos de interés de Estados Unidos fortaleció el dólar, lo que redunda en la depreciación de las materias primas que cotizan en moneda norteamericana, y de las monedas latinoamericanas, pues la exportación de materias primas a China y España se verá afectada, asomando el fantasma de la inflación.

La política mundial se engrasa hoy por hoy, con oro negro.

Tags:

  • petroleo
  • brasil
  • siria
  • fidel castro

Lee también

Comentarios

Newsletter