Pongamos fin a la violencia contra las mujeres ¡ya!

Para eliminarla sosteniblemente, se requiere combatir la discriminación y la exclusión económica, política y social que enfrentan las mujeres y niñas.

Enlace copiado
Birgit Gerstenberg - Coordinadora residente de las Naciones Unidas  en El Salvador y Belice

Birgit Gerstenberg - Coordinadora residente de las Naciones Unidas en El Salvador y Belice

Enlace copiado

Cada 25 de noviembre conmemoramos el Día Internacional y Nacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y reiteramos que es urgente ponerle fin, ya que las afecta irreversiblemente en todas las etapas de sus vidas. No hablamos solo de feminicidios, su expresión más extrema, hablamos también de todo tipo de agresiones sexuales, físicas y verbales, de los embarazos en niñas y adolescentes, de la violencia simbólica y digital, y de la discriminación.

De acuerdo con datos del proyecto regional Infosegura, que apoya la gestión de información sobre seguridad ciudadana, en el primer semestre de 2021 los homicidios de hombres disminuyeron más rápido que los de mujeres, y las denuncias por violencia intrafamiliar se incrementaron en relación con el mismo período de 2019 y 2020.

Necesitamos todas y todos abordar este tema de forma integral y poniendo al centro a las mujeres y niñas. Sin duda son urgentes las medidas directas contra la violencia en todas sus manifestaciones. Asimismo, para eliminarla sosteniblemente, se requiere combatir la discriminación y la exclusión económica, política y social que enfrentan las mujeres y niñas.

Por eso, y en sintonía con el lema de esta conmemoración "Pongamos fin a la violencia contra las mujeres ¡ya!", desde las Naciones Unidas reafirmamos nuestro firme compromiso a favor de la igualdad y de la eliminación de la violencia. En nuestro Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible 2022-2026, incluimos acciones para avanzar con este fin en los próximos 5 años.

Nos hemos planteado apoyar a las instituciones, y a todos los sectores del país, para incrementar la participación de las mujeres y niñas en las esferas políticas, económicas y sociales, y para que puedan ejercer plenamente su derecho a una vida libre de violencia y discriminación. También colaboraremos para garantizar el acceso a la educación y la permanencia en las escuelas de las niñas y adolescentes, para promover la inclusión económica y laboral de las mujeres, que se reconozca el trabajo doméstico no remunerado y de cuidado que realizan, y para que se promueva la corresponsabilidad entre hombres y mujeres.

Nos hemos planteado trabajar para la eliminación de los estereotipos nocivos de género y de la discriminación. Esto incluye identificar y transformar los comportamientos, costumbres y creencias que promueven una visión estereotipada de las mujeres y niñas, y que justifica, naturaliza y tolera la violencia hacia ellas.

Además, contribuiremos a reforzar las capacidades nacionales en el diseño, desarrollo e implementación de políticas públicas centradas en las víctimas para la prevención de la violencia de género y el feminicidio, que garanticen el acceso, disponibilidad y calidad de los servicios esenciales de atención especializada, con presupuestos asignados. Prestaremos especial atención a la violencia de género y sexual que sufren niñas y adolescentes para disminuir el embarazo adolescente y otros efectos que dañan sus vidas.

Las mujeres y niñas, sean rurales, indígenas, con discapacidad, de la diversidad sexual, migrantes y desplazadas, privadas de libertad o adultas mayores, tienen todos los derechos humanos, y deben tener garantías efectivas de respeto a los mismos y, con ello, una vida libre de violencia y discriminación. Por eso, en estos 16 días de activismo para eliminar la violencia contra las mujeres y niñas, reafirmamos nuestro compromiso de unir nuestros esfuerzos con Ustedes para que ellas puedan vivir seguras, desarrollarse plenamente y que ninguna se quede atrás.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • violencia
  • mujeres
  • discriminación
  • igualdad
  • políticas públicas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines