Loading...

Por otro lado

Enlace copiado
Florent Zemmouche

Florent Zemmouche

Enlace copiado

Es posible criticar a Bukele y criticar a los diputados. Es más que necesario y sin duda señal de sensatez. Está claro que el presidente no debió meterse en la Asamblea con soldados armados. Y decirlo no impide aclarar y afirmar que la mayoría de nuestros diputados están lejos del nivel que exige su función. Ningún maniqueísmo, y esta situación lo demuestra una vez más: fue un error de los diputados aprobar la nueva ley de «reconciliación».

Normalmente, e insisto en este adverbio pues muchos diputados se han alejado desde hace mucho tiempo de cualquier idea de normalidad, cuando algo falla, se cambia de estrategia. Generalmente, cuando en un camino hay un muro en el que uno termina pegándose la cabeza, cambia de trayecto, o al menos, se detiene y busca una solución, otras posibilidades. Desde el final de la guerra civil, nuestros políticos siguen y siguen corriendo a toda prisa a estrellarse contra el mismo muro; el muro de la historia, de la memoria, de la justicia, de las víctimas, de la reparación y reconciliación, que se convierte finalmente, a fuerza de golpes testarudos, en el muro de la vergüenza. Ese sendero original era el del perdón y olvido. Al ser la primera opción en 1993, por qué no, era un camino entre otros. Pero ahora ya es tiempo de darse cuenta de que no funciona, es un callejón sin salida, y hay otros caminos.

Dicho esto, la amnistía es una propuesta que puede funcionar, y quizá ha funcionado en algunos casos, pero es en estas tierras problemática. Esencialmente porque los que proponen olvidar son los culpables. O para ser más justo y riguroso: no son las víctimas las que proponen perdonar. Las víctimas perdonarán, si lo quieren, cuando se les integre a las discusiones y se les proponga un proceso judicial. ¿Dónde están las víctimas dentro de todo esto? Aprobando esta ley, ¿la mayoría de diputados han pensado en las víctimas, en el pueblo, la nación y la historia o solo han buscado proteger a su amigos, parientes o a ellos mismos? Qué conveniente y fácil es querer resolver un conflicto mayor mediante un proceso que no integra a los principales elementos: las víctimas. Para llegar a esta conclusión, que la justicia en nuestro país así funciona (o mejor dicho, así no funciona). Te robé tu carro. No, no te lo voy a devolver. Pero sabes qué, perdóname y olvidemos todo. Los dominantes dominando hasta el final, dictando su guion de la vida. No debe ser así, menos aun cuando se trata, no de carros o insultos, sino de secuestros, asesinatos y masacres. Te matamos a toda tu familia. Sí, estuvo mal. Pero mira, nos perdonas, olvidas todo y listo, ¿qué te parece?

A mí, me parece una mala idea. Invito a cualquier persona a ponerse en esa situación, imaginarse después de sufrir un crimen, que les lleguen a explicar que lo mejor es perdonar y olvidar, como si nada. Y somos muchos, demasiados, salvadoreños en conocer aquel tipo de situaciones desgraciadas para saber lo desgarrador y doloroso que puede ser ese sentimiento que tiene nombre: in-justicia. Desgarrar, cuando se trata, al contrario y normalmente, de reconciliar, conjugar, unir.

Bukele comete errores, claro está, algunos sumamente graves. Pero es capaz de lo mejor como de lo peor. Tiene razón de oponerse a la ley de reconciliación aprobada por la Asamblea. Está bien que la vete, y menos mal que lo hace. ¿Pura confrontación política mezquina? Quizá. Pero que por una vez favorezca a los silenciosos cuya palabra y perdón no debemos robar ni olvidar.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Bukele
  • ley de reconciliación
  • políticos
  • víctimas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines