¿Por qué el FMLN no hace lo correcto para sanear nuestras finanzas?

“El FMLN se resiste a adoptar las medidas convencionales para este tipo de crisis por cálculos electorales. Para deuda adicional, necesita los votos de ARENA que está en la línea del FMI, requiere acuerdos para disminuir el gasto y calculan les desfavorece electoralmente. Apropiarse de las pensiones no es solución y pasa factura”.

Enlace copiado
¿Por qué el FMLN no hace lo correcto para sanear nuestras finanzas?

¿Por qué el FMLN no hace lo correcto para sanear nuestras finanzas?

Enlace copiado

Se ha expuesto hasta la saciedad que estamos en una situación financiera desastrosa, como nunca en la historia, los organismos internacionales ayudan a países que caen en estos problemas, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y muchas entidades serias, conocedoras de estos temas, que ni son nuevos, ni exclusivos de El Salvador, coinciden en la receta para solucionar la grave enfermedad que padecemos, en síntesis: disminuir el gasto racionalmente, eliminar algunos impuestos que no recaudan casi nada y entorpecen la economía, aumentar 2 puntos del IVA, implementar un bien estudiado impuesto predial y aunque no está en las recomendaciones del FMI, otros sugieren implementar un impuesto “voluntario” en el sector informal (declare cuánto cree debe pagar y se lo damos por bueno, si lo auditamos y falla la penalidad es grande), así se ha implementado con médicos, dentistas y profesionales que reciben mucho efectivo.El Frente se ha resistido tenazmente a estas medidas, varias veces han tratado de salir del problema inmediato y un poco más allá utilizando el dinero del sistema de pensiones privado. Ya lo han utilizando el 45 % de las cotizaciones de los dueños, en préstamos, Certificados de Inversión Previsional (CIP), a una tasa abusivamente baja que promedia el 2.5 %, estos certificados se han llevado buena parte de los ahorros de los cotizantes, lo emite el Fideicomiso de Obligación Previsional, que si bien la inventó el gobierno de Saca cuando el Frente le negaba los votos para emitir deuda en eurobonos, los últimos dos gobiernos han topado la tarjeta. Hay una sentencia para no subir de esa cifra.La salida usando el fondo de los pensionados la acarician por años, han insistido y siguen insistiendo en una Reforma de Pensiones, con la que persiguen obtener fondos para pagar las pensiones de los sistemas estatales o semiestatales que quebraron, el del ISSS, el IPSFA como insignia, fondos llamados del sistema de reparto, entran al fondo común del gobierno, se gastan el dinero y luego no hay para pagar, eso pasaría si se quedan con los fondos de los pensionados a cambio de una promesa de que le pagarán, sustentada por nada. Han tratado sin éxito de introducir su propuesta de reforma, han tratado de confiscar los fondos de los pensionados o el 50 %, no han obtenido los votos necesarios de sus partidos satélites, porque ellos saben que probablemente no serían electos de nuevo diputados si dan ese voto. El FMLN hace como que está de acuerdo y va a entrar en la corriente principal y los otros partidos quedan tranquilos por un tiempo, más tarde el Gobierno-Partido vuelven a la carga con lo mismo disfrazado. Volvemos a estar cerca de un segundo impago.Nunca ningún gobierno ha recaudado tanto como estos dos, pero igualmente, ninguno ha gastado tanto como ellos. La situación se calma hasta que se acerca otro impago, aunque el gobierno tiene serios atrasos de pagos, a proveedores, devoluciones de IVA, incumplimiento de presupuestos.Pero no parece que el FMLN vaya a entrar en razón y llegue a consensos para que ARENA le dé los necesarios votos para reestructurar la deuda externa a más largo plazo, emitir buenos eurobonos e iniciar el proceso de saneamiento de las finanzas estatales, ordenamiento de la macroeconomía y poner las bases para la recuperación de la economía. ¿Por qué no lo hacen? La respuesta es obvia, ellos ven todo electoralmente, ajustar el gasto traería desempleo a favorecidos, aumentar el IVA aunque compartieran la factura con ARENA ni en sueños, ordenarse y ser fiscalizados tampoco. El precio que paga el país por sus deseos de continuar en el poder aun arruinando las finanzas y la economía es bien alto. Los cálculos electorales les pueden fallar también, el desastre pasa factura.

Lee también

Comentarios

Newsletter