Por qué los hospitales necesitan estrategia

Los resultados de nuestra encuesta sugieren que el principal problema de los hospitales latinoamericanos, tanto públicos como privados, es la carencia de planeamiento estratégico.
Enlace copiado
Por qué los hospitales necesitan estrategia

Por qué los hospitales necesitan estrategia

Por qué los hospitales necesitan estrategia

Por qué los hospitales necesitan estrategia

Enlace copiado
Una de las principales barreras de los sistemas de salud está relacionada con las prácticas gerenciales predominantes. Pero con tantos problemas administrativos en los hospitales, ¿cuáles se deben resolver primero? Para explorar esta pregunta, INCAE Busines School efectuó una encuesta entre 76 profesionales de la administración de hospitales de 10 países latinoamericanos. Los resultados de nuestra encuesta sugieren que el principal problema de los hospitales latinoamericanos, tanto públicos como privados, es la carencia de planeamiento estratégico. La ausencia de una estrategia clara hace que las distintas áreas de servicio de un hospital funcionen en forma descoordinada, como un equipo de fútbol en el que todos los jugadores quieren ser delanteros. Además sin estrategia, la gerencia trabaja sin una idea clara de los retos que deberán enfrentar en el mediano plazo (cinco años) y no puede anticipar las necesidades de personal, presupuesto, equipo, edificios e infraestructura.

En los próximos cinco años se avecinan cambios demográficos importantes. Según el Banco Mundial, la población de América Latina creció 13.0 % entre el inicio del siglo y 2011, pero la población mayor de 65 años de la región creció en 39.8 % en el mismo período, de 29 millones a 41 millones. La proporción de la población mayor de 65 años aumentó de 5.71 % a 6.97 % entre 2000 y 2011. Estos cambios demográficos son alentadores, pues sugieren una mejora generalizada en los sistemas de salud. Sin embargo, también representan un reto para la infraestructura hospitalaria, pues este segmento de la población consume seis veces más días de hospital por habitante que el promedio. Por otro lado, el desaceleramiento económico mundial ha impuesto restricciones serias a la inversión en los sistemas de salud, así que durante la próxima década el principal reto será administrar mejor la infraestructura hospitalaria existente.

El segundo problema prioritario es el mal manejo de la información del paciente. La falta de sistemas de información eficientes hace que los procesos sean excesivamente prolongados, que se desperdicien recursos, ya de por sí escasos, y se corran riesgos innecesarios.

Justamente, la implementación de sistemas de información modernos permite volver más eficientes los procesos hospitalarios, pues un doctor puede consultar el historial de un paciente inmediatamente y proponer rápidamente un tratamiento coordinado entre equipos de médicos y unidades de servicios.

La muestra de nuestro estudio incluía 36 profesionales de la administración de hospitales privados y 40 de hospitales públicos.

El primer grupo reportó que los problemas prioritarios, además de los ya mencionados, eran: a) deficiencias en el mercadeo (incluyendo la promoción en el exterior para generar turismo médico), b) imprecisión en los pronósticos de la demanda y c) técnicas inapropiadas para establecer el precio de sus servicios.

Por otro lado, los administradores de hospitales públicos reportaron que sus otros problemas prioritarios eran: a) el desabastecimiento de insumos básicos, b) líneas de espera prolongadas, c) iliquidez y d) la falta de capacidad en cuartos, quirófanos, y otras unidades de servicios.

Los hospitales privados reportaron problemas relacionados con la necesidad de generar más demanda, mientras que los públicos reportaron problemas relacionados a la carencia de capacidad.

La administración moderna de hospitales ofrece técnicas para enfrentar todos estos problemas. Por ejemplo, dada la creciente demanda, se vuelve necesario que las camas vacías estén disponibles para el siguiente paciente lo más rápidamente posible.

Técnicas de administración avanzadas incluyen la implementación de un coordinador del flujo del paciente, sistemas de inteligencia artificial para el manejo de camas y la coordinación regional interhospitalaria.

Quizás una de las lecciones más relevantes de nuestro estudio es que con el aumento de la demanda y la saturación de los hospitales públicos, los sistemas de salud de los países latinoamericanos deben aprovechar la capacidad instalada en el sector privado. Este es un tema sensitivo: la tercerización de los servicios, si se hace bien, promueve la inversión del sector privado en capacidad adicional, y contribuye a enfrentar la creciente demanda.

La problemática específica de cada hospital es única. Pero sea cual sea la realidad de cada uno, para resolver los problemas que enfrentarán en cinco años, deben establecer hoy una estrategia.

Tags:

  • Hospitales
  • estrategia
  • INCAE
  • presupuesto
  • recursos

Lee también

Comentarios

Newsletter