Lo más visto

Más de Opinión

Por un ajuste fiscal con más democracia

Los tomadores de decisión parecieran hacer una lectura inexacta de la realidad nacional. El riesgo es que asuman que la actual crisis es de carácter coyuntural, cuando realmente es estructural.
Enlace copiado
Por un ajuste fiscal con más democracia

Por un ajuste fiscal con más democracia

Por un ajuste fiscal con más democracia

Por un ajuste fiscal con más democracia

Enlace copiado
 Es decir, la crisis es el resultado de las políticas públicas adoptadas de 1992 a la fecha. El yerro salvadoreño se ilustra metafóricamente así: (a) El primer conductor (1992-2009) perdió el control del timón y chocó; y (b) El segundo motorista (2009-2016) no sabía conducir y fundió el motor. Ahora, “los gobernantes les piden a los gobernados que empujen el vehículo para ver si arranca”.

¿Qué es el Fondo Monetario Internacional? Una organización global creada en 1944 en una conferencia de las Naciones Unidas para evitar que se repitieran crisis como la Gran Depresión de los años treinta. Su principal propósito es asegurar la estabilidad monetaria mundial y que los países puedan cumplir con sus obligaciones financieras. El FMI rinde cuentas a los países miembros (189). Por otra parte, el FMI ha sido visto como símbolo del neoliberalismo (ortodoxia de la economía de libre mercado) pero ahora aparece como el salvavidas de un gobierno de “izquierda” en El Salvador.

¿Qué es un ajuste fiscal? Es una herramienta de la política económica que le permite al gobierno equilibrar las cuentas nacionales (dado que los gastos públicos superan desmedidamente a los ingresos), evitando la desestabilización de las finanzas públicas.

¿El Salvador solo tiene un problema de caja? Falso. Además de iliquidez (falta de dinero para honrar compromisos de corto plazo), también hay insolvencia (incapacidad de cumplir con obligaciones financieras de mediano plazo). Este desequilibrio fiscal había venido cubriéndose ilusoriamente, pagando deudas con más deudas. Al seguir gastando desproporcionadamente, el desbalance se volvió insostenible y el gobierno ha tenido que recurrir al FMI. La recomendación es aplicar un ajuste fiscal (reducir gastos y aumentar impuestos) para evitar el impago y la desdolarización.

¿Es necesario el entendimiento para superar la crisis? Sí. Por una parte, el desfavorable clima de inversiones (polarización, desconfianza e inseguridad) restringe el crecimiento económico y sin este no hay solución duradera; y por otra, hay que precisar quiénes van a pagar más impuestos y qué gastos públicos se van a recortar. El punto crítico de estas decisiones es que la pobreza y el desempleo están aumentando. En este contexto, se presentó el proyecto del Presupuesto General 2017 con un faltante de cientos de millones de dólares e inició un diálogo bilateral (ARENA y gobierno del FMLN) para abordar la problemática de liquidez, previsional y económica.

¿Se puede salir adelante por la vía democrática? Sí. Una opción es hacer de El Salvador un poder compartido, a través de un liderazgo colectivo y creando mecanismos de cooperación pública-privada para superar problemas sociales que ningún sector puede resolver solo. Esta ruta es conveniente seguirla en momentos que se vaticinan manifestaciones públicas en 2016-17 e irritantes elecciones en 2018-19.

Conclusión: la actual crisis es predominantemente política. Una vía democrática para superarla es que los sectores público, social y productivo construyan una plataforma común de trabajo y venzan la polarización, el centralismo y el neopopulismo. De hacerlo, habrá un ajuste fiscal con más democracia. De lo contrario, habrá un ajuste fiscal con menos democracia y de pronóstico reservado.

Tags:

  • crisis fiscal
  • fmi
  • democracia
  • desdolarizacion

Lee también

Comentarios