Lo más visto

Por una formación de docentes integrales

Deseo referirme al foro que LA PRENSA GRÁFICA realizó sobre la urgencia de formar docentes integrales.
Enlace copiado
Por una formación de docentes integrales

Por una formación de docentes integrales

Por una formación de docentes integrales

Por una formación de docentes integrales

Enlace copiado
Sectores representativos de la UNICEF, el Ministerio de Educación y una gremial de educadores discutieron la importancia de que el sistema educativo sea transformado y que los salvadoreños tengan una educación de calidad.

En general, una persona integral es honrada, respeta a los demás, es directa, apropiada, responsable, tiene control de sí mismo, puntual, leal, pulcra, disciplinada, congruente y posee firmeza en sus acciones.

La temática del foro está relacionada con el lanzamiento que el Consejo Nacional de Educación (CONED) hizo en una propuesta denominada “Plan El Salvador Educado. Por el derecho a la educación de calidad”. Proyecto que según sus patrocinadores constituye el resultado de un año de trabajo para articular esfuerzos en la construcción de una política de Estado en materia educativa. Entre una de las ponencias de los invitados al foro, hubo una que a mi juicio mejoraría el sistema educativo, y es la que se refiere a que el educador debe dominar la especialidad de la materia que enseña, pero también estar comprometido con el deseo de aprender de los estudiantes, como una especie de amor hacia el educando.

Además el maestro deberá desarrollar capacidades de integrar su labor con la familia y la sociedad. También se debe levantar el estandarte del gran papel que representa el maestro en la sociedad. Quisiera agregar a quienes se dedicarán a formar docentes integrales, que el maestro que necesita hoy El Salvador debe ser capaz de convertirse en líder, en mediador entre la comunidad y el conocimiento y que por lo tanto debe ser un ejemplo ante sus alumnos y ante la sociedad, respetuoso de la ley, de amplias convicciones democráticas y dotado con la actitud, los conocimientos y las herramientas necesarias para superar el esquema centrado en la información y la memoria, que permitan orientarlo hacia nuevos modelos de desarrollo de competencias.

Hacer énfasis en la función social del maestro, al grado de que cuando se piensa que un maestro es un formador de seres humanos y que muchas veces es el profesional que pasa más tiempo con los niños y jóvenes, se hace evidente la importancia social de su trabajo y las diversas responsabilidades de su profesión. El maestro contemporáneo se enfrenta a retos que le impone su disciplina, y a otros que le demanda la sociedad. Hoy en día, requiere de competencias diferentes para solucionar con creatividad los primeros, y participar así en la solución de los segundos.

Tampoco deben olvidar que el maestro está en la obligación de actualizar sus conocimientos y desarrollar de forma constante habilidades y actitudes que le permitan responder efectivamente a los retos, por medio del desarrollo de lo que sus estudiantes deben saber, saber hacer y ser. Así, la formación en competencias (básicas, ciudadanas y laborales), en sus estudiantes, es a la vez un incentivo para su desarrollo personal que debe ser intensificado.

Relacionado con la actualización de los profesores, Fernando Savater, filósofo e intelectual español, dijo en una entrevista: “Algunos hemos crecido y sido educados en una dictadura y hemos tenido que preparar a otros para la democracia y las libertades. Los maestros deben actualizar sus conocimientos y modos pedagógicos, de modo que puedan volver a reciclar y ponerse al día en sus conocimientos”.

Tags:

  • educacion
  • coned
  • estado
  • docentes
  • formacion

Lee también

Comentarios