Lo más visto

Más de Opinión

Porsche, Honda y las elecciones

Cuando los ingenieros japoneses de Honda estaban desarrollando el último modelo del NSX Acura, compraron un Porsche 911 GT3, para tomar su equipamiento como referencia. Esto es una práctica habitual entre fabricantes; compra espía realizada a través de terceros.

Enlace copiado
José Afane - Colaborador de  LA PRENSA GRÁFICA

José Afane - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

En esos días, Porsche descubrió un defecto en los GT3, por lo que implementó un "recall" de todos los modelos, incluido el comprado por Honda. Da la casualidad que los ingenieros alemanes, después de revisar las computadoras de todos los vehículos, se dieron cuenta de que el modelo espía alcanzaba la sorprendente velocidad de 328 km/h.

El Porsche GT3 tiene un límite máximo de 310 km/h, y al analizar el auto comprado por Honda se dieron cuenta de que había sido modificado intencionalmente. En la sede central de Porsche en Stuttgart, ataron cabos, y después de un par de llamadas, confirmaron que el vehículo había sido manipulado por la competencia.

En Porsche se lo tomaron con humor, y decidieron colocar, en el interior del capó del GT3, un huevo de pascua con un mensaje; cuando los ingenieros de Honda abrieron el capó descubrieron el mensaje que decía: "Buena suerte, Honda, de parte de Porsche".

Tanto Porsche como Honda son marcas excelentes, muy bien representadas en El Salvador. Queda claro que el comprador no se va a arrepentir, de cualquier elección, pues ambas ofrecen lo mejor. De ninguna manera se comparan estas dos marcas con un vehículo fabricado en China. Nada que ver en términos de eficiencia, seguridad y equipamiento.

Me gustaría tener gobernantes como los ingenieros de Porsche que tienen una gran experiencia en fabricar autos deportivos, o al menos como los ingenieros de Honda, enfocados en mejora continua, de forma consistente.

Los compradores de Porsche y Honda valoran hasta el más mínimo detalle. Tienen la tranquilidad que van a manejar con comodidad, desempeño y seguridad.

Caso contrario nos está pasando con la actual campaña política, mucho ruido y pocas nueces. El ruido es equivalente a no saber las extras que trae un vehículo. A mi juicio, mucha propaganda y pocas propuestas, no es transparencia. Es un misterio quién conducirá los ministerios, hay muchos discursos, poca consistencia.

No conocemos de ningún candidato el detalle de sus propuestas ante la desastrosa situación en materia de salud y educación. Ante la crisis en seguridad pública; ante tanta delincuencia. No hay posturas claras sobre el cáncer de la corrupción; sobre las leyes que han favorecido negocios ilícitos.

Es urgente que los candidatos mencionen quiénes serán los integrantes de su equipo de gobierno; que detallen sus propuestas económicas; su estrategia para rescatar al país del déficit, cómo atraerán la inversión. De lo contrario los escépticos y los indecisos seguirán así.

Mucho ruido y pocas nueces es equivalente a no tener ni idea sobre el sistema de frenos de un auto deportivo; sobre el número de bolsas de aire, en cuántos segundos llega de 0 a 100 km/h; y, lo más importante, el "crash test", las probabilidades de salir con vida de un accidente.

El pueblo demanda propuestas para convertir al mejor candidato en presidente de la República. Tenemos que estar convencidos de elegir, no solo al mejor presidente, sino también al mejor gabinete.

Es imposible comprar un carro nuevo, de alta gama, con llantas lisas. También es ridículo comprar un auto que traiga "casetera". ¡Fuera, políticos jurásicos! El pueblo ya no confía en ustedes. Estamos buscando tecnología e ingeniería de punta. Tampoco confiamos en políticos con hojas de vida manchadas y corruptas.

A cada candidato a presidente les pregunto: ¿Por qué considera usted que es el mejor para conducir la Nación? No entregaremos más cheques en blanco; no queremos más sorpresas. Necesitamos menos ruido y muchas nueces.

No queremos comprar un Porsche o un Honda con componentes de carro chino. Esperamos que el candidato ganador encuentre su huevo de pascua en la gaveta presidencial: "Buena suerte, futuro presidente, de parte del pueblo salvadoreño".

Tags:

  • Porsche
  • Honda
  • China
  • campaña política
  • candidato
  • corrupción
  • equipo de gobierno

Lee también

Comentarios