Lo más visto

Preguntas para debatir

Enlace copiado
Enlace copiado

Colaborador de LA PRENSA GRÁFICALa definición del problema es el primero y más importante de los pasos para salir adelante. Este ensayo define el problema así: El Salvador es incapaz de ofrecerle a sus habitantes un lugar donde puedan vivir en paz y progresar. Este planteamiento quiere decir, entre otras cosas, que el modelo centralista (el poder público en pocas manos) ha puesto en marcha políticas públicas que han olvidado lo básico: la familia, la escuela, el trabajo, la justicia y la relación población-territorio.

La solución de este problema requiere de visión, voluntad y cooperación. Por ello, los ciudadanos deberían ponerle atención a los discursos y promesas que hacen los aspirantes a cargos de elección popular y rechazar las propuestas que sean absurdas o inviables. Una forma de lograrlo es realizando debates a nivel nacional y generando preguntas como las siguientes.

Incógnita 1. ¿Cómo y con qué recursos implementarán las propuestas? Sin responder estas preguntas, los aspirantes a gobernar no están en capacidad de servirle a los gobernados. Una respuesta positiva exige conocimiento e ingenio para superar las dificultades técnicas y de financiamiento. No se vale darle la espalda a la realidad nacional ni abrirle la puerta al populismo.

Incógnita 2. ¿Qué harán para convertir a la familia en la institución primaria y fundamental de la sociedad salvadoreña? Hacen falta políticas públicas enfocadas en la familia de una forma integral, en el ciclo de vida y en valores morales. Prevalece un enfoque parcial y aislante, donde abordan a los miembros de la familia por separado (niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores).

Incógnita 3. ¿Precisar si la empresa es más importante que la familia y los negocios más que las escuelas? La clave está en darle una relevancia similar al clima de inversiones y a la cohesión social. Mientras se siga pensando que el crecimiento económico es la solución de todos los problemas, se continuará sin abordar las causas determinantes de la decadencia social.

Incógnita 4. ¿Conviene renunciar al militarismo en un país donde bandas delincuenciales controlan numerosas comunidades? Lo crítico está en desligar al Ejército de la seguridad pública, aplicar la ley y enmarcar la prevención de la violencia dentro de la política social. El dilema es: más soldados o más maestros; más armas o más computadora; más cárceles o más aulas.

Incógnita 5. ¿Cómo hacer para combatir la pobreza a través del empleo e ingreso? Conviene dignificar el trabajo e implementar una estrategia para brindarle asistencia técnica y financiera a las unidades económicas locales y mujeres emprendedoras en los catorce departamentos. También apremia incrementar la formación laboral, reducir la tramitología y mejorar la conectividad.

Conclusión: los próximos gobernantes tienen el reto de rescatar el país por una vía democrática. Semejante tarea requiere de sabiduría y valentía. Tres pasos en esa dirección serían los siguientes: (1) crear un Foro Nacional (convocado por los partidos políticos, la sociedad civil organizada y el círculo académico) para promover la cohesión social a través del desarrollo local, (2) dignificar el trabajo por medio de la formación laboral y la igualdad salarial entre hombres y mujeres, (3) acordar un ajuste fiscal sin frenar la inversión pública.

Lee también

Comentarios