Lo más visto

Más de Opinión

Preinversión como base para el desarrollo de proyectos exitosos

Podemos simplificar el ciclo de vida de un proyecto de Asocio Público Privado en seis fases (World Bank, et al, The APMG PPP Certification Program): (a) Identificación de proyectos y selección como APP; (b) Evaluación y preparación del proyecto; (c) Estructuración y diseño del procedimiento de licitación y documentos contractuales; (d) Licitación y adjudicación; (e) Ejecución fase de construcción; (f) Ejecución fase de explotación.

Enlace copiado
Carlos Sánchez - Director de Infraestructura EY de Centroamérica y República Dominicana

Carlos Sánchez - Director de Infraestructura EY de Centroamérica y República Dominicana

Enlace copiado

Si bien, todas las fases del ciclo requieren ciertas habilidades y existen mejores prácticas para estas; cabe hoy resaltar la fase de evaluación y preparación del proyecto, pues es la principal causa del éxito o fracaso de un proyecto en sus etapas posteriores.

La fase citada es la preinversión: estudios necesarios para obtener la información suficiente para llevar el proyecto al mercado; lo que normalmente conocemos como estudios de prefactibilidad y/o factibilidad.

Desde el punto de vista de la ingeniería civil, tenemos la determinación de la inversión necesaria (CAPEX) y los costos de operación y/o mantenimiento en un plazo determinado (OPEX); desde el punto de vista económico, hablamos de los estudios de demanda, disponibilidad de pago (en el caso de proyecto con pago de usuarios), elasticidad de la demanda, tarifa óptima, valoración social, entre otros, de acuerdo a la naturaleza del proyecto (como estudios exhaustivos de tráfico para el caso de proyectos viales); luego tenemos estudios de carácter ambiental, componentes sociales del proyecto, visualización de reasentamientos si en caso son necesarios; desde la perspectiva jurídica, encontramos la viabilidad legal desde todo el ordenamiento jurídico, los estudios registrales/catastrales; y, finalmente, desde la perspectiva financiera, se debe evaluar la factibilidad comercial, bancabilidad, necesidad de subsidios estatales, etc. Todo lo anterior en un estado de interdependencia entre todas las disciplinas.

Adicionalmente, para Asocios Público Privados, debe desarrollarse un estudio de Valor por Dinero, bajo una metodología generalmente aceptada de valoración de riesgos, que nos lleve a concluir definitivamente que el APP resulta más eficaz y eficiente que la obra pública tradicional para cumplir los objetivos planteados.

Aunque la importancia de la contratación de este tipo de estudios parecería fácil de entender, ha sido común que, en Latinoamérica, el desarrollo de proyectos con factibilidades de baja calidad, incompletos o no actualizados es una práctica bastante común, lo que resulta en una ejecución con sobre costos, sobre tiempos, diseños poco eficientes y, en el peor de los casos, proyectos fallidos que son imposibles de ejecutar por parte del contratista, con los consiguientes litigios y costos para el Estado.

La preinversión es la base sobre la que se asienta el proyecto y de su debilidad o fortaleza depende el éxito de todo su ciclo. Así, simplificando, se hacen tres recomendaciones en el tema: (1) Establecer presupuestos para estudios de preinversión realistas y coherentes con el portafolio de proyectos que se planeen desarrollar; (2) Contratar estudios de calidad, con disponibilidad presupuestaria adecuada. Nada es más caro a mediano y largo plazo que un mal estudio; (3) Dotar a la administración pública de técnicos especializados que sean contraparte activa y especializada, a fin de trabajar en conjunto con los contratistas y llegar a los mejores resultados posibles.

Tags:

  • EY

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines