Premio Cervantes al nicaragüense Sergio Ramírez Mercado

El más importante premio literario en lengua española ha sido concedido este año al escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado (Masatepe, 1942), por el conjunto de su obra.

Enlace copiado
David Hernández / Escritor

David Hernández / Escritor

Enlace copiado

Cuentista, novelista, ensayista y articulista, la obra de Ramírez Mercado abarca casi todo el caleidoscopio de la literatura escrita, y es el más importante escritor centroamericano contemporáneo. Se inició en 1960 con el grupo literario “Ventana”, al lado del talentoso escritor Fernando Gordillo (1940-1967) y ha publicado más de 55 libros entre los que destacan sus novelas “Margarita, está linda la mar”, “Castigo divino”, “Baile de máscaras”, “Sombras nada más”, “Ya nadie llora por mí”; sus libros de ensayo “Oficios compartidos”, “Mentiras verdaderas” o su testimonio autobiográfico “Adiós muchachos”. Según la crítica, su veta más sólida es su cuentística con perlas del género como sus libros “De tropeles y tropelías”, “Charles Atlas también muere” o “Catalina y Catalina”.

En una larga entrevista que le hice en el año 2001 en Berlín, Alemania, difundida por la editorial Librusa en el libro “Vanidad aparte”, Ramírez habla de sus fuentes más preciadas al afirmar: “Vengo de una tradición, primero vernácula. Nosotros aprendimos a escribir leyendo a Salarrué fundamentalmente, y a los imitadores de Salarrué en Centroamérica. Hasta que cumplí los diecisiete años creía que la literatura en el mundo era fundamentalmente vernácula, que dependía de las toponimias y de las pinturas que Salarrué nos daba. Después me encontré con Juan Rulfo en el camino que para mí cambió la perspectiva, sumó a la pintura que Salarrué me había presentado una literatura de otro signo. Rulfo fue el escritor capaz de bajarse al terreno de sus personajes y meterse dentro de sus personajes. Y luego está la tradición de Miguel Ángel Asturias que es una tradición política, la del escritor comprometido con la política y a la vez la tradición mágica, desde ‘El Señor Presidente’ a ‘Hombres de maíz’. En Centroamérica tenemos una excelente tradición literaria pegada a la realidad y a los conflictos sociales que saca la chispa mágica cuando es necesario sacarla, como en el caso de Asturias, y yo me reconozco dentro de esa tradición”.

El Premio Cervantes, que se otorga desde 1976, ha sido ganado por otros monstruos sagrados de la literatura latinoamericana como Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges, Juan Carlos Onetti, Octavio Paz, Ernesto Sábato, Carlos Fuentes, Augusto Roa Bastos, Mario Vargas Llosa, Guillermo Cabrera Infante, Nicanor Parra o Fernando del Paso. A esta pléyade de escritores se une ahora Sergio Ramírez Mercado.

Abogado de profesión, fue secretario general del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA); presidente de la Primera Junta de Gobierno de Nicaragua y vicepresidente de la República de Nicaragua. Luego de un desencuentro con la actual dirigencia sandinista, vive en Managua, dedicado a tiempo completo a su obra y a la actividad cultural, siendo uno de los promotores más importantes del festival de literatura regional “Centroamérica cuenta” así como de la revista literaria digital “Carátula”.

El rescate de la memoria histórica y la utopía de querer cambiar el desenlace de la historia a través de la novela y la literatura son quizás unas de las líneas maestras de este escritor de la tierra de Rubén Darío y de Ernesto Cardenal.

Lee también

Comentarios

Newsletter