Lo más visto

Más de Opinión

¿Prerrequisitos para candidatos a presidente? ¡Qué bueno!

Recientemente se ha notado interés en divulgar la necesidad de establecer requisitos más ajustados a la realidad que la simple “instrucción notoria”, término abierto y no dice nada específico, reza para cualquier tipo de persona con estudios arriba del plan básico, el país necesita ser dignamente representado con presidente suficiente ilustrado, conocimientos generales sobre ciencias políticas, diplomacia, capacidad administrativa general y gubernamental, buena dicción y gramática suficiente, presentación personal, relaciones públicas y privadas, saber escuchar y don de mando, dominio en dos o más idiomas, entre lo principal, pues forzosamente tiene que tener relaciones con personajes nacionales y extranjeros, según encuestas y opiniones en algunos medios de comunicación.
Enlace copiado
Enlace copiado

Será necesario reformar leyes desde la Constitución Política hasta la ley electoral, para inscribir candidatos que realmente reúnan un mínimo de esos requisitos, con lo que se obligará a los partidos políticos a saber seleccionar a sus pretendientes a cargos públicos en general, según sus cualidades y capacidades y olvidarse del compadrazgo, amiguismo y partidismo, ya es tiempo de cambiar estos tradicionales sistemas, impuestos en los últimos 45 años, al menos es lo más notorio; sería bueno intensificar esta campaña, incluyendo en la enseñanza primaria y secundaria, formando el sentimiento cívico, nacionalista y conocer las funciones de quienes deben gobernarnos a fin de que sepan votar honrada y conscientemente, evitando las presiones, las cuales también deberían ser penadas.

En cuanto a las ofertas electoreras, adicional deberían exigirse políticas y programas factibles, no utópicos, a ser aprobadas por el Tribunal Supremo Electoral, para no engañar al pueblo, tal el caso desde hace cuántas campañas se viene ofreciendo que en sus períodos van a eliminar la pobreza, a generar fuentes de trabajo (hasta con fábrica de empleos), a dinamizar el intercambio comercial, atraer inversiones, etcétera, y nunca se construyen las bases para ello, los trámites son más complicados, no se elaboran ni ofrecen interna y externamente proyectos de factibilidad técnico-económicos para la explotación de recursos naturales, que con bajas inversiones se producirá trabajo en agro, la industria y el comercio, modernizar la educación, etcétera.

Si nos referimos al gasto público, lo que notamos es que en cuanto más ingresos tiene el gobierno año con año, más endeudamiento tenemos y lo peor es que no se usa en inversiones que produzcan, sino en salarios y cosas no productivas, ni mucho menos tratar de planear mayor rentabilidad de los ingresos establecidos; estudios realizados por una institución de investigación económica han determinado que los dineros percibidos por el fisco son suficientes para sostener el aparato gubernamental, desarrollando sus funciones legalmente establecidas en salud, educación y seguridad, el problema es que se destinan a gastos indebidos no racionalizados, este tipo de estudios sería formidable que lo ofrecieran los candidatos, para salir de esta crisis económica en que nos encontramos.

Los políticos consideran que sus ofertas propagandísticas les corresponden a los técnicos y no a los candidatos, ignorando que la población lo exige y no se dejan engañar, es necesaria la información directa y de ser factible sus ofertas se convertirían en votos para ellos. Si las asociaciones, movimientos y gremiales efectuaran estudios socio-políticos sobre las políticas empleadas en los últimos años, para ser comparadas con lo que realmente ha necesitado esta nación para crecer económicamente y no decrecer con relación a otros países vecinos, se exigiría legalmente que los candidatos puedan ser capaces de ejecutar tales lineamientos, solo obligadamente sería posible enderezar el cauce requerido.

Lee también

Comentarios