Lo más visto

Presidenciables

Me alegra ver el entusiasmo por las candidaturas presidenciables. Creería que es un buen síntoma, si lo vemos desde el punto de vista positivo y desde el corazón de los que vivimos, amamos y no podemos irnos de este pequeño y lindo país agobiado actualmente por crisis de toda índole (social, económica, seguridad, salud).
Enlace copiado
Enlace copiado
Ver el interés de la empresa privada y de nuevos jóvenes políticos podría dar la esperanza de un cambio real en El Salvador. Pensando bien, que por su juventud y su estatus, no van por saquear las arcas del país, que considero que ya han sido suficientemente despojadas.

Somos un país de gente trabajadora que hoy por hoy nuestros corazones sangran al ver cada día muertes, extorsiones, accidentes, pobreza, desempleo, jóvenes totalmente perdidos y más.

Y es en esos puntos donde los nuevos presidenciales deben enfocarse para hacer verdaderos planes de acción que cambien el rumbo del país, de la crisis a la prosperidad y la paz; y no rimbombantes campañas propagandísticas que nada más “enganchan” e “ilusionan” a los salvadoreños, y que dejan al descubierto que la “sinvergüenzada” sigue.

Algunos buenos acontecimientos recientes, como tener por primera vez un cardenal de honor con carisma, honestidad, amor a Dios y al prójimo, creo que no solo a mí, sino a muchos, nos ha hecho pensar que puede ser el inicio de buenos cambios para este país, que ya ha sufrido bastante.

Por eso la reflexión final es analizar, no olvidar nuestra historia, no entusiasmarnos con caritas bonitas, colores o eslóganes bien elaborados. Pidamos a Nuestro Salvador del Mundo discernimiento para saber elegir a nuestros gobernantes... ¡Lo merecemos!

[email protected]
 

Tags:

  • presidenciables
  • elecciones
  • empresa privada
  • cambio
  • juventud

Lee también

Comentarios