Presupuesto para la Defensa Nacional 2018

Enlace copiado
Presupuesto para la Defensa Nacional 2018

Presupuesto para la Defensa Nacional 2018

Enlace copiado

Colaborador de LA PRENSA GRÁFICADurante las últimas cuatro administraciones del Ejecutivo, el principal problema de los salvadoreños ha sido la inseguridad, que incluye, entre otros, crimen, delito y violencia, pero para el Estado salvadoreño en su Presupuesto General de la Nación y revisando sus partidas es evidente que existen instituciones que no están siendo fortalecidas ni son prioridad al momento de distribuir las finanzas. Ejemplos de estas instituciones son la FGR, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Instituto de Medicina Legal, Ministerio de la Defensa.

Hace unos meses, se conoció un informe del Banco Mundial tomado de la “investigación” efectuada por SIPRI relacionado con el presupuesto asignado a la Defensa Nacional ejecutado por la FAES; inmediatamente al ver las cifras se sabía que había imprecisiones en los datos; al revisar el presupuesto oficial para la FAES durante los años 2015 fue de $148 millones, para 2016 fue de $146 millones, y para 2017, según datos oficiales del Ministerio de Hacienda, es de $141,346,110, el cual es insuficiente y en una clara tendencia a la baja, pero en ese reporte se le adjudican $232.6 millones para 2016 y $248 millones para 2015, los cuales podría asumir que corresponden a pensiones, que no es una obligación presupuestaria de la FAES, o le sumen estos organismos partidas que correspondan a otros rubros relacionados con la seguridad pública.

El presupuesto para el presente año para la Defensa Nacional es equivalente a decir que representa 2.85 % del Presupuesto General de la Nación, y 0.45 % del PIB, lo cual es prácticamente utilizado en salarios en un 80 % de total de la fuerza efectiva que supera los 20,000 elementos, dentro de los cuales se superan 7,000 reservistas. Es decir, han sido y son eficientes en la inversión militar con pocos recursos.

Por lo anterior, recomiendo a la comisión de defensa y del presupuesto de la Asamblea Legislativa que puedan efectuar una revisión del presupuesto para 2018, ya que la situación de inseguridad ha sobrepasado la seguridad pública y el gasto para seguridad y defensa se le carga a la FAES, y sus operaciones permiten generar un clima de paz para cumplir los objetivos nacionales, pero, de no ser por su aporte, presencia y apoyo a la PNC en el territorio, no me queda ninguna duda de que la situación sería peor. Además, ¿qué refuerzo presupuestario recibe la FAES por el servicio en fronteras, en el mar y en el espacio aéreo?

Esta semana se abrió el debate para el prepuesto 2018. ¿Qué papel estratégico jugará la FAES? ¿Seguirá apoyando en tareas de seguridad pública como hasta la fecha? Señor presidente, ¿la va a utilizar bajo régimenes de estado de excepción focalizados y medidas excepcionales? ¿Cuándo se va a recuperar el territorio?

El presupuesto debe ser congruente con el principal y más grave problema: LA INSEGURIDAD, que a estas alturas cobra la vida de más de 3,275 salvadoreños.

Debe existir una visión y un plan claro de nación. Es vital que el país retome la estructura del sistema de defensa nacional, ya que sin seguridad y defensa no hay desarrollo sostenible ni confianza en la población.

Lee también

Comentarios

Newsletter