Lo más visto

Prevención, rehabilitación y reinserción, fundamentales en combate a la violencia

La mayoría de las ciudades y países que han tenido éxito en la lucha contra la violencia pandilleril o parecida encontraron, después de una larga ruta, que solamente la represión no es efectiva para combatir adecuadamente este fenómeno, que combinada con prevención, rehabilitación y reinserción, producen mejores efectos.
Enlace copiado
Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Prevención es crear oportunidades de empleos, espacios seguros y estudios para jóvenes en riesgo. La intervención identifica adolescentes con factores de riesgo y comportamiento, seguido de que gestores de paz intervengan, con estrategias verticales y horizontales, con reuniones a nivel familiar e individual, la intervención es muy eficaz pero compleja de manejar, los interventores deben estar bien entrenados y tener acceso a la familia y los sujetos, como pastores, trabajadores sociales, personas de la comunidad, gestores independientes de paz...

El segundo factor es la estrategia de rehabilitación, que aplica a quienes renuncian a dejar su vida delincuencial y convertirse en ciudadanos normales. Esto implica conocimiento profundo de la conducta del individuo, remoción de tatuajes, tratamiento psicológico de apoyo, utilización de deportes, artes y servicio comunitario, también útiles en prevención.

La tercera es la estrategia de reinserción que es cuando a un expandillero se le reinserta a la sociedad con un empleo y una vida normal dejando atrás su pasado. En El Salvador tenemos casos ejemplares en industrias de maquila, y en La Factoría.

El Plan El Salvador Seguro, diseñado por el Consejo de Seguridad Ciudadana (CNSCC), contempla aproximadamente 75 % del presupuesto destinado a la Prevención, Rehabilitación y Reinserción y solamente 25 % a represión. Si bien no ha sido aplicado así hasta la fecha, la idea es cumplir con esto a mediano y largo plazo y debe de ser ejecutado de los diferentes gobiernos que vayan sucediéndose.

El Plan puede ser modificado y aunque estas estrategias son fundamentales para el éxito son difíciles de asumir por la población. El modelo de Los Ángeles es interesante, durante 40 años la policía reprimió duramente, nos dijo el director de la Policía de L. A.: “Nosotros creamos a la Mara Salvatrucha” al reprimirla brutalmente. Entonces comenzaron a aplicar las técnicas Prevención, Rehabilitación y Reinserción que han producido resultados favorables.

En ciudades como Medellín y Bogotá con criminalidad altísima, estas estrategias igualmente produjeron resultados positivos en el combate de la violencia, con énfasis en la transformación de espacios públicos para los ciudadanos. Tomando ese ejemplo, USAID con ayuda de Colombia propusieron a la sociedad y el gobierno rehabilitar en San Salvador desde el estadio “Mágico” González hasta la plaza Morazán con el diseño de un destacado arquitecto colombiano y variadas fuentes de fondo, que incluye parques, museos, edificios verdes y posible eliminación de algunas edificaciones, para convertirlos en espacios verdes como pulmón de la ciudad y lugar para recreación y uso de todos, en la cual jóvenes en riesgo logren encontrar armonía y paz familia.

El primer eslabón es la remodelación del Parque Cuscatlán, ya en ejecución con financiamiento de The Howard G. Buffett Foundation, ejecutada por la alcaldía de San Salvador, el gobierno de Estados Unidos y Glasswing International y tendrán que concluir los siguientes alcaldes de la capital. En total son doce obras previstas, ampliación de la Sala Salarrué, con galería aérea; construcción de una Hoja Cultural en el anfiteatro, levantar los Portales de Las Flores y Las Delicias, Pasarelas Aéreas, Portales del Mupi, de los Deportes y construcción de senderos.

Lee también

Comentarios