Problemas del SITRAMSS

La inspiración del viceministro de Transporte está basada en la anomia y la anarquía, al desconocer en forma prepotente la resolución de la Corte Suprema de Justicia e incitar a la desobediencia como Estado y República de El Salvador.
Enlace copiado
Enlace copiado
Este proyecto llamado SITRAMSS como alternativa no tiene nada de pensamiento, tanto como solución o alternativa de desarrollo urbano al querer hacer lo que en otros países se ha construido, sabiendo que las condiciones topográficas y el desarrollo relativo a la demanda mínima, media y máxima son diferentes a los de El Salvador, lo que consiguieron es desestabilizar la economía de ese corredor industrial del bulevar del Ejército, como también la economía de miles de hogares al consumir más gasolina por su recorrido a vuelta de rueda, construir una rasante de un peralte como si fueran a aterrizar aviones, en fin, tanta deficiencia, creo que la Corte Suprema de Justicia vuelve a sus habitantes de Soyapango y sus alrededores no solo la tranquilidad económica, también habrá más alimentos sobre sus mesas.

En cuanto a un Gobierno autotárquico, debe dejar esa arrogancia, nada le cuesta limpiar la mesa de tanto funcionario y ministros ineptos; acuda, señor presidente, no a repartir el Gobierno como empresa pública, acepte el apoyo o la ayuda de la empresa privada, actúe con sabiduría al devolverle la confianza al Estado. Sin ser abogado, con la usurpación de la propiedad del Estado se atenta y se desconoce nuestra Constitución y si fuera poco la desobediencia a las leyes es un grave delito, señor presidente. Deje a los empresarios de la industria del transporte que emerjan de esa desidia y aversión en que les tiene el señor viceministro de Transporte o remuévalo, más hace el que no estorba; como los gremios que están dispuestos a codearse entre trabajadores, empresa privada y Gobierno. Atienda el llamado como parte de nuestro Estado y vivamos como un salvadoreño feliz en su patria.

[email protected]
 

Tags:

  • Transporte
  • SITRAMSS
  • Soyapango
  • desarrollo

Lee también

Comentarios

Newsletter