Lo más visto

Problemas viales en el tramo de Los Chorros y posible solución (2 de 2)

Enlace copiado
Ricardo Ayala K. - Ingeniero consultor memito2021@gmail.com

Ricardo Ayala K. - Ingeniero consultor memito2021@gmail.com

Enlace copiado

El Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) mide 590 km², o sea el 2.9 % del territorio total de El Salvador y en ese pequeño espacio duerme el 32 % de nuestra población total. Pero lo más complicado es que en el día laboral allí permanece y trabaja el 40 % (casi 3 millones) de ciudadanos residentes fronteras adentro. La ciudad capital soporta un hacinamiento humano que ya genera problemas progresivamente inmanejables (movilización, contaminación, violencia, carencia de recursos vitales como el agua e incluso aire de buena calidad, etcétera).

La única zona del país donde hay actividad económica que permite sobrevivir al humano, aunque sea limpiando parabrisas de auto en los semáforos, es el AMSS y allí llegan personas de todo el país. Ingresan por la mañana y se van al atardecer, generando esos atascos viales en los veintitantos carriles de acceso a la ciudad. También salen del AMSS otras personas en la mañana y regresan por la tarde, lo cual complica y atasca la movilización vial en la zona en ambos sentidos y durante varias horas.

El frecuente atasco en Los Chorros, que puede y debe resolverse, no es el problema de fondo que deba afrontarse pues ello es solo efecto de que el AMSS sea el único polo de actividad económica sostenible en todo el país y el cual se incrementa en población. Para resolver el problema de fondo y sus efectos consecuentes nuestra Constitución nos dice: "Art. 118.- El Estado adoptará políticas de población con el fin de asegurar el mayor bienestar a los habitantes de la República". Al estudiar el problema a fondo se llega a la obligada conclusión que para cumplirlo deben crearse al menos otros dos grandes polos de actividad económica: uno en oriente y otro en occidente.

Una política de población racional ya es indispensable en El Salvador, empezando con el propósito de reducir el acromegálico crecimiento del AMSS, cuya población ha venido aumentando al 6 % anual, para duplicar el número de residentes en solo once años (sic), lo cual es casi un atentado social. Más tarde se podrá orientar esa política para racionalizar el crecimiento poblacional del país, reducir emigración y otros logros. El país ahora crece a una tasa anual real de casi 2.6 % anual (¡duplica en 27 años!). Con igualarlo a 2.2 % anual, que históricamente crece la economía, ya detendríamos la pobreza progresiva que ahora se genera, sin considerar la inequitativa distribución de la riqueza producida.

Ahora que en El Salvador se plantean cambios en la manera de hacer las cosas, debemos aprovechar la coyuntura para sustituir el esquema contemplativo del desarrollo del país y empezar a aplicar soluciones efectivas, racionales y agresivas a los reales y verdaderos problemas de fondo del país, y no a los efectos como lo hemos venido haciendo históricamente. Los políticos deben atender a los técnicos en la solución de las problemáticas del país, y no seguir dando palos de ciego como lo hemos hecho casi siempre, con el agravante de la vergonzosa corrupción. Espero haya en El Salvador algún líder o dirigente político capaz de afrontar los verdaderos problemas de fondo del país e interpretar el clamor popular que, en su histórica desesperación, otea en el horizonte el peligroso estallido social. No tenemos mucho tiempo para evitarlo en beneficio de todos.

Tags:

  • problemas
  • Los Chorros
  • AMSS
  • actividad económica
  • crecimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines