¿Proteger la vida o eliminarla?

¿Es admisible en algún caso el aborto? Es triste observar la cantidad de argumentos y recursos utilizados alrededor de la despenalización del aborto en nuestro querido país.
Enlace copiado
Enlace copiado

Me sorprende de personas que se dicen a favor de la vida, cómo se llenan de razones incluso apelando a la moralidad, ayudando grandemente y siendo cómplices de esta gran tragedia que acecha a la humanidad hoy en día, sin ahondar en el verdadero sentido que esto significa para la mujer y para nuestra sociedad.

Seamos serios, aquí la discusión no se trata de dónde comienza la vida, porque esto está comprobado científicamente hasta la saciedad. Según la definición biológica estándar, es un ser humano único e irrepetible desde la fecundación hasta la muerte natural. No existe nada mágico que ocurra dentro de la madre más adelante en el embarazo que lo transforme en ser humano; por lo tanto, el único momento que comenzó a serlo es en el instante de la concepción. La discusión aquí es si decidimos matar a un ser humano o no, en qué momento de gestación y en qué circunstancias. Porque la discusión de si es ser humano o no es muy evidente.

El Dr. C. Everett Koop, exinspector de Salud de EUA, afirma: “La realidad es que el aborto, en cuanto a ser necesario para salvar la vida de la madre, es tan infrecuente que puede ser considerado inexistente”. Los grupos pro aborto han utilizado los “casos difíciles” (vida o salud de la madre, violación, incesto, etcétera) como si fueran la norma. En EUA, seis estados fueron encuestados entre 1996 y 2011, y encontraron que los casos de salud física o mental de la madre constituyeron un 2.3 % (uno de 43), en casos de violación e incesto un 0.13 % (uno de cada 769) y en casos de detectar defectos congénitos en el feto representaba un 0.59 % (uno de cada 169) de todos los abortos. En general, los casos difíciles combinados constituyeron aproximadamente un 3 % de todos los abortos realizados en ese país durante ese período de tiempo.

¿El aborto legal salva vidas? El aborto no es ni será nunca la solución eficaz a los verdaderos problemas de salud materna. Las tasas de mortalidad materna son a menudo mucho más bajas donde se prohíbe el aborto que en los países donde es libre o legal (The Lancet, una prestigiosa revista británica de medicina). En Irlanda y Polonia, donde el aborto es ampliamente restringido, tienen tasas de mortalidad muchísimo más bajas que en países donde es permitido y legal, como EUA y Rusia. Es importante enfatizar que, según la ley natural, la ley civil debe defender la vida inocente de manera incondicional; por ende, la prohibición del aborto directo debe ser absoluta.

En el caso de una adolescente violada, una cruda y trágica realidad, va a pasar por momentos dificilísimos en su vida, pero el drama y la tristeza más grande que le puede pasar a esa chiquita es matar a su propio bebé. Aquí no se trata de decidir si puede ser madre o no porque esa niña ya es madre, ella lo que espera es a un ser humano que además es su hijo. Ella, con acompañamiento y mucho amor, saldrá adelante y puede decidir si su hijo sigue con ella o con otra familia. La tranquilidad y paz que le traerá esa decisión no es comparable con la tristeza y la zozobra que le traería un aborto.

Existe una grave realidad: el 92 % de embarazos por abuso se dan dentro de su propia casa, si a esa niña le practican un aborto para luego regresar a su casa, vuelve desprotegida a que la sigan abusando; por lo tanto, se vuelve en estos casos una verdadera violencia contra la mujer. Luchemos juntos por la vida que ya triunfó sobre la muerte, y la paz tan anhelada comenzará a reinar en este país.

Lee también

Comentarios

Newsletter