Lo más visto

Protejamos a nuestros niños de envenenamiento por plomo

El envenenamiento por plomo es completamente prevenible. Las causas y curas de este envenenamiento son bien conocidas, que si no lo eliminamos, se convierte en un crimen social.
Enlace copiado
Protejamos a nuestros niños de envenenamiento por plomo

Protejamos a nuestros niños de envenenamiento por plomo

Protejamos a nuestros niños de envenenamiento por plomo

Protejamos a nuestros niños de envenenamiento por plomo

Enlace copiado
Los costos para reducir la corrosividad del agua son mínimos, demostrando una vez más que la prevención es usualmente más barata que el remedio.

Hace algún tiempo, el plomo agregado a la gasolina para aumentar el octanaje y a las pinturas para mejorar su rendimiento fue reconocido como veneno poderoso. El agua no ha recibido tanta atención como la gasolina y pintura como fuente de exposición al plomo. El uso del plomo en sistemas de distribución de agua se remonta a los romanos. Ellos fueron los primeros en reconocer los peligros de la exposición al plomo en el agua. La reciente catástrofe en Flint, Michigan, ha llamado la atención a los peligros de plomo en el agua.

Nuestro país sufre de severa escasez de agua potable. La mayoría de hogares rurales no tienen agua. Algunos se abastecen de pozos de agua. En zonas urbanas, casas con tuberías y grifos, no reciben agua regularmente. Y cuando el agua llega, a menudo, es turbia o de sabor metálico. Esta agua es corrosiva y disuelve más fácilmente el plomo.

La contaminación del agua con plomo raramente se produce en la fuente de agua. Generalmente, el problema se origina próximo al consumidor, proveniente del plomo en tuberías que conectan las casas a tuberías principales, de tuberías y accesorios dentro de las casas y de soldaduras de plomo frecuentemente usadas por plomeros.

Niños pequeños son más vulnerables a los efectos devastadores del plomo que adultos debido a que lo absorben más fácilmente y porque afecta el crecimiento del cerebro. Envenenamiento por plomo causa daño neurológico permanente, origina problemas de aprendizaje incluyendo lenguaje y memoria y conducta impulsiva. Lactantes que consumen fórmulas preparadas con agua con concentraciones elevadas de plomo corren mayor riesgo de daño neurológico que puede manifestarse con convulsiones.

Envenenamiento por plomo siempre ha sido peor en poblaciones pobres. En nuestro país, donde 4 de cada 10 familias viven en extrema pobreza, el desempleo es alto y la mayoría de la población carece de educación, constituye un problema serio de salud pública. Niños pobres están más expuestos al plomo que niños provenientes de vecindarios afluentes, porque ellos más probablemente viven en casas viejas de paredes con pinturas con plomo y en zonas con altas concentraciones de plomo en suelo y polvo producidas por el tráfico y por fábricas y de tener deficiencias nutricionales que aumentan la absorción de plomo.

El agua suministrada a jardines infantiles y escuelas debe ser periódicamente analizada por su contenido de plomo. El agua en estos lugares tiene más probabilidad de estar contaminada que el agua en las casas, porque las escuelas están cerradas por periodos largos, estancando el agua en tuberías. Esta agua crea condiciones químicas y bacterianas que intensifican el problema del plomo. Agua de pozos de agua en escuelas también debe ser regularmente analizada por plomo. Inspección periódica de vecindarios pobres debe implementarse.

Estos programas pueden ser subsidiados por porcentaje de impuestos a la gasolina y pintura. Los bancos también deben contribuir con impuestos municipales en las comunidades donde operan tramitando remesas de los hermanos lejanos.

Tenemos los conocimientos necesarios para corregir este crimen social. Sabemos dónde está el plomo, cómo la gente se expone y el catastrófico daño a la salud de nuestros niños. Lo que hace falta es la voluntad de políticos para hacer lo que tienen que hacer.

Tags:

  • plomo
  • contaminacion
  • niñez
  • agua

Lee también

Comentarios