Lo más visto

¿Qué huella quieres dejar?

Enlace copiado
Enlace copiado

Colaboradora de LA PRENSA GRÁFICAEn una ocasión en que acompañaba a una figura política de mi familia en su recorrido por la zona oriental, nos encontramos almorzando con el alcalde, su consejo y personalidades dentro de las celebraciones de las fiestas patronales.

Entre quienes nos ayudaron a ubicarnos se encontraba una mujer que luego se colocó al otro lado de la larga mesa de comensales situada en el palacio municipal. Al final se aproximó y en voz baja me dijo: “La felicito porque no desprecio lo que le sirvieron”. Ante la paralización ocasionada por la sorpresa de su comentario, lo único que se me ocurrió replicarle fue que lo hice porque estaba delicioso y porque había sido preparado con mucho cariño, a lo cual jamás podría dejar de agradecer el gesto. A continuación, me dijo: “Un miembro de la comitiva que viene de San Salvador con su esposo no deja de sacar el jabón líquido para limpiarse cada vez que estrechaba las manos de mucha gente en el casco urbano... Además, durante el almuerzo, no ha probado bocado…”. Al momento, sentí la piel de mi rostro acaloraba y que enrojecía entre indignación, tristeza y vergüenza ajena. Después, ya calmada, le dije a mi interlocutora que a veces tenemos gestos y actitudes que no necesariamente reflejan lo que somos o pensamos, pero que dejan una huella equivocada de nosotros en los demás.

Es fundamental entender que la marca personal de un líder es la huella que deja en la mente de otros. Por lo que no hay que olvidar algunas claves: 1. La marca personal (reputación) no es para todo el mundo, sino solo para aquellos que tengan voluntad de dejar huella. 2. La reputación personal es posicionamiento, no venta. Se trata de convertirse en un líder de referencia. 3. Todos tenemos una marca personal que hay que descubrirla y reinventarla constantemente. 4. El ser humano tiende a juzgar a sus semejantes, por lo que hay que tratar de ser transparentes siempre. 5. Todo lo que hacemos construye la marca personal, sumando o restando (offline y online). 6. Una marca personal no tiene ningún valor si no ofrece algo a los demás. La fuerza de la marca viene de los otros. 7. El trabajo, la persistencia, la coherencia y la honestidad son mucho más importantes para posicionar una marca personal que la inteligencia, la astucia o el talento. 8. Una marca personal es la combinación de tres elementos: utilidad, fiabilidad y visibilidad. 9. Una marca personal es una huella que se deja en el corazón de las personas. 10. Las marcas personales fuertes se construyen con el contacto no con el impacto. 11. El origen de la marca personal y de su posicionamiento está inspirada en el mito de Platón y la caverna. 12. Una marca fuerte lo es porque llega a ambos, al corazón y a la cabeza de mucha gente, no porque se inviertan millones de dólares. 13. La fuerza de la marca personal es una consecuencia de sus acciones y comportamiento. 14. La marca personal está fundamentada en lo que se hace de bueno por los demás. 15. La huella que se deja es la aportación, contribución o beneficio que los demás pueden obtener de ti y por lo cual se va a recibir una compensación (moral o económica). 16. Las personas no somos productos. El producto es nuestro trabajo. 17. Sin algo que ofrecer, no se puede posicionar ni desarrollar una marca personal fuerte. 18. Es necesario definir cuál es el servicio único que se da. 19. En cuanto más nos empoderamos de lo que somos capaces de hacer, más fácil será crear algo valioso y venderlo. 20. Hay que ser capaces de encontrar la combinación apropiada de ingredientes que nos hacen atractivos y elegibles /Andrés Pérez Ortega.

Lee también

Comentarios