Qué le espera a Nicaragua

La economía va de mal en peor, los bolsillos de la gente sufren, la pobreza aumenta, la pandemia los golpeó duro, están cada vez más aislados internacionalmente, algo que la mascarada de elecciones agudizó.

Enlace copiado
Rafael Castellanos - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Ortega y Murillo ganaron el domingo pasado una elección como las de Cuba, Rusia, Corea del Norte o Venezuela, con la pareja gobernante como candidatos únicos, teniendo encarcelados ilegalmente a cuanto opositor en su mente pudiera representar un peligro para su continuidad despótica. Una elección totalmente amañada superando en descaro y cinismo a los otros déspotas del continente.

En Nicaragua la represión es brutal, ya asesinaron a manifestantes con francotiradores que dispararon a la cabeza de estudiantes, los persiguieron, encarcelaron, torturaron y asesinaron a muchos. De tal manera que era predecible que no hubiera manifestaciones el día de la elección en ciudades prácticamente militarizadas. Por supuesto ganaron, sin competencia y los declararon ganadores antes del recuento de votos, que fueron muy pocos votos, se estima alrededor de 19 % de apoyo ciudadano.

La protesta de los nicaragüenses fue el silencio, la mayoría se encerró en sus casas como respuesta a la elección señalada internacionalmente como una farsa. Ese silencio puede ser el prólogo de lo que le quede por gobernar, por hoy 5 años, manteniéndose a pura represión, apresando a los críticos y aplastando cualquier protesta.

Pero la situación que enfrentarán Ortega-Murillo no es nada fácil por decir lo menos, ya no llegan los narco petrodólares de Venezuela, que lo mantenían, la economía va de mal en peor, los bolsillos de la gente sufren, la pobreza aumenta, la pandemia los golpeó duro, están cada vez más aislados internacionalmente, algo que la mascarada de elecciones agudizó.

El fracaso está a la vuelta de la esquina, pero eso no parece molestar a ese tipo de dictadores, Cuba ha sido paupérrima por décadas, Venezuela produce pobres a velocidad vertiginosa y nada cambia. Ni mencionar a Rusia y Corea del Norte.

El aislamiento y la falta de liquidez hará que Ortega busque alguna puerta de diálogo, muy probablemente se acercará a los grandes capitales para que sigan produciendo y ayuden a la economía. Con ellos ya pactó en el pasado y son en gran parte culpables de la situación actual de Nicaragua. Estos necesitan protección o al menos no ser acosados para seguir funcionando y tener utilidades, no es difícil predecir que ese será su primer movimiento y lo más probable, según analistas nicaragüenses, es que consiga acuerdos con la mayoría. Sin embargo, eso no le dará legitimidad, no alcanzará para reactivar la economía y reducir la pobreza, sus problemas persistirán. Faltará dinero para funcionar, mejorar la economía, crear empleos y hacer obra.

Probablemente recurrirá a negociar simpatía soltando presos políticos y buscará a la mediana y pequeña empresa para que le ayuden con el lobby con las multilaterales, cuyos préstamos le han permitido sobrevivir hasta ahora con índices de producción tan bajos. Con la nueva política de Washington y los derechos humanos, le será muy difícil acceder a créditos del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, en que los Estados Unidos tienen voz de mando.

Intentará establecer índices mínimos de legitimidad y por eso buscará el diálogo. Su objetivo será recuperar la inversión extranjera y establecer vías de entendimiento con sectores empresariales pequeños y medianos, pero es difícil que el modelo se sostenga, porque son muy débiles. Dice el sociólogo Silvio Prado: "En los próximos años, veremos más de lo mismo, pero también se viene una mayor tensión, porque va a tratar de seguir reprimiendo la protesta social y lo hace porque sabe que no las tiene todas consigo".

* Inspirado en publicaciones de El País y la BBC.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Nicaragua
  • economía
  • elección
  • Ortega
  • silencio
  • dictadores

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines