Lo más visto

Más de Opinión

¡Qué resistencia!

A 12 meses, la presidencia de la república se ha resistido a cumplir con la Constitución.

Enlace copiado
Sandra de Barraza

Sandra de Barraza

Enlace copiado

Cualquiera que lee el marco legal de nuestro país (no se permite justificar el desconocimiento de la ley) queda impactado con la capacidad de resistir, con argumentos superficiales y hasta contradictorios, que demuestra el equipo de gobierno a la necesaria y obligada rendición de cuentas. Por ley, están obligados a rendir cuentas y a demostrar su honradez dando acceso a información. Se resisten a la transparencia y todos tienen el mismo guion para administrar la opinión pública.

El conflicto institucional que estamos enfrentando no todos los ciudadanos lo entienden. Y no lo entienden porque hay deficiencias en la educación. Cuando la mayor parte de la gente tiene menos de nueve grados de escolaridad, la apuesta del gobierno es a la ignorancia y a la emoción de la gente. Ignorancia porque con esas carencias educativas nos hemos acostumbrado a no leer, a no investigar y mucho menos a buscar información para comprobar la veracidad de lo que afirman. Apostándole a los sentimientos y emociones, el equipo de gobierno se resiste a cumplir con el marco legal que rige la administración pública, debilitando la institucionalidad. La gente no toma conciencia de lo que está detrás.

Son pocas las voces que advierten el peligro que se enfrenta a 12 meses del nuevo gobierno. El procurador de Derechos Humanos, la Sala de lo Constitucional, los exmiembros del Comité para la fiscalización de los $3,000 millones en deuda que aprobó la Asamblea Legislativa a petición del Órgano Ejecutivo y organizaciones privadas, nacionales e internacionales advierten el peligro que representa para nuestra institucionalidad la falta de madurez y respeto que se demuestra en las relaciones con los Órganos del Estado. El equipo del Órgano Ejecutivo no pierde oportunidad para demostrarlo, y lo hace con lujo de detalle.

Durante estos 12 meses de la nueva gestión en el Órgano Ejecutivo, la Asamblea Legislativa ha sido flexible con la aprobación millonarios créditos. Los diputados se identificaron con los objetivos del control territorial y aprobaron préstamos millonarios. Y con el covid-19, son más de $4,000 millones adicionales los que se han aprobado en préstamos. FUSADES y FUNDE afirman que son más de $10,000 millones adicionales al presupuesto general del Estado, los que han sido aprobados por la Asamblea Legislativa. Nunca antes, dicen, gobierno alguno tuvo esa aprobación en ingresos adicionales. Así, el primer año de gobierno cierra con el presupuesto más alto en la historia ($20,534 millones) y la aprobación de préstamos adicionales por $6,400 millones (EDH: 10.05.2020).

A 12 meses de gestión, quieren hacernos creer que basta la palabra del mandatario para confiar que los recursos financieros se ejecutan con probidad. A 12 meses ha congelado el acceso a la información pública y así, ¿como creerlo? A 12 meses la presidencia de la república demuestra resistencia a procurar la armonía social, la paz y la tranquilidad y a dar seguridad a la persona humana. Hay incertidumbre, y es generalizada. A 12 meses, la presidencia de la república se resiste a dar a la Asamblea Legislativa los informes que, durante esta pandemia, una y otra vez ha solicitado. A 12 meses, la presidencia de la república se ha resistido a cumplir con la Constitución. Y a 12 meses de gobierno, la presidencia de la república ha demostrado incapacidad para respetar la independencia de los Órganos del Estado. ¿Qué nos espera en los 48 meses que faltan?

Tags:

  • resistencia
  • presidencia de la república
  • Constitución
  • rendir cuentas
  • préstamos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines