Lo más visto

Más de Opinión

¿Quiénes son los que visten de cyan?

Enlace copiado
Cristian Villalta - Gerente Editorial de grupo LPG

Cristian Villalta - Gerente Editorial de grupo LPG

Enlace copiado

Ya sabemos quién es el líder del nuevo partido, ya conocemos a sus operarios, a sus voceros y a sus propagandistas, muchos de sus simpatizantes en las esferas profesionales son reconocibles y ni decir de su quinta columna en la discusión pública. No tiene muchos teóricos porque no los necesita, abreva de la táctica más que de las ciencias políticas, tiene más de Goebbels que de Rousseau, amanece en la confrontación y se acuesta amenazando.

No, la pregunta es sobre quienes hacen de telón de fondo del establishment de Nuevas Ideas, gente de a pie, mucha por lo que se ve.

Desde los troll centers de la partidocracia tradicional se hace chanza de estos ciudadanos, se les tilda de troles, focas, golondrejos y otras groserías; el nivel de la discusión electoral se ha llevado a una condición barriobajera, sin duda un error estratégico de la poca decencia que queda y una victoria para aquellas fuerzas que tienen expertos en el insulto, la misoginia y la vulgaridad.

Insultos más, insultos menos, es gente de verdad, ciudadanía en toda regla, y no son ni sólo gente joven en su despertar político ni sólo base urbana. Es un porcentaje sensible del electorado, el mismo que hace un año votó por Gana -sí, el partido que uno de los funcionarios más miserables que hemos tenido financió para prolongar la cleptocracia-.

Pero pocas personas creían en ese vehículo antes de que Gallegos, versión siniestra del Bautista, bañara al elegido en las aguas saquistas. ¿Dos, tres, cinco años atrás, adónde buscaban consuelo esos corazones?

Algunas, tal vez muchas de estas personas creyeron estar salvando al país de la amenaza roja y votaron por Saca en 2004; otras se sintieron parte de algo más grande que sí mismas cuando consumaron la alternancia dándole el triunfo a Funes. Una, dos o más veces, un porcentaje inasible de estos votantes se sintió engañado y estafado, especialmente por la transición de 2009.

Es que se creyó que en ese histórico quiebre electoral, el Estado salvadoreño sufriría un cambio en su operación, un ajuste en el equilibrio de poderes que desarmara algunas injusticias históricas. Pero el Fmln no pudo, no alcanzó y sobre todo no quiso hacerlo aún cuando gozó de una década en el Ejecutivo pese al mismo Funes. Mientras del nombre de su sucesor, como del aquel lugar de La Mancha, no queremos ni acordarnos.

En ese postramiento estaba la nación, con la indignación a flor de piel, cuando el dedo de Bukele se levantó acusador contra los gobiernos anteriores. Por default de las fuerzas políticas tradicionales, se empoderó tácitamente como fiscal, juez y ejecutor del oficialismo de ayer y de antier, comenzó a repartir antorchas y prometió un linchamiento electoral cuya última etapa aspira consumar.

Y sí, el cyan se pondrá de moda en febrero; e ineludiblemente, el gobierno tendrá un músculo legislativo más fuerte. Pero aunque algunos de los evangelistas del presidente, uno no sabe si por cinismo o por memez, crean que ese será el inicio de una nueva etapa de la democracia salvadoreña, la historia nos recomienda creer lo contrario.

Dos novedades conmocionarán al nuevo partido oficial: la primera es que si consuma su primavera legislativa, ya no habrá a quién más culpar. Su narrativa bélica quedará desactivada en el alirón mismo, última página de la novela "Fueron ellos".

La segunda es que gobernar no puede seguirse tratando de repartir cheques y comida entre un ejército de fotógrafos. Cuando el asistencialismo se acabe, cuando la realidad de ser gobierno, que es la de las cotidianas derrotas ante la pobreza, el hambre, el desempleo y la inmovilidad social se imponga, ¿en quién proyectar la ansiedad, la esperanza, las cuitas de una nación que ya fue engañada con la misma promesa? Si el juego sigue igual, si el tablero es inconmovible y sólo le cambian el color a las piezas, ¿de qué servirá el cyan?

Tags:

  • troll centers
  • partidocracia
  • Nuevas Ideas
  • Nayib Bukele
  • cyan

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines