R.I.P. Armando Calderón Sol

Columnista de LA PRENSA GRÁFICASe nos adelantó en el camino al siguiente estado un hombre que sin duda marcó con sus acciones a lo largo de casi toda una vida, su nombre en la política de nuestro país, descanse en paz, mi solidaridad y pesar a sus familiares.

Enlace copiado
Enlace copiado

Armando fue un estadista, su mayor cualidad es que siempre estaba preocupado por resolver los problemas del país, en beneficio de los salvadoreños, genuinamente, de manera proba y de buena intención, fue un luchador por la democracia y las libertades toda su vida, desde sus años de juventud en que se movió entre jóvenes inquietos que veían atrapado al país entre los alzados en armas y los gobiernos demócrata cristianos con apoyo militar y políticas diseñadas en EUA o apoyados por ellos, que destruían al país de manera incontenible, de esas inquietudes surgió el partido ARENA en 1981 siendo Armando de sus fundadores. Un nuevo actor en la vida política del país, defendiendo a la nación de no caer en un estado totalitario revolucionario, y recuperarnos del desastroso manejo que hacía la democracia cristiana, con banca nacionalizada en que los créditos se otorgaban con criterios políticos y mucha corrupción, la que se extendió a prácticamente todos los estamentos del Estado.

ARENA ganó apoyo rápidamente y en las elecciones presidenciales de 1984, las primeras en que no participaba un militar, corrió el líder histórico de la Democracia Cristiana Napoleón Duarte apoyado por EUA; por ARENA el carismático y polémico Roberto d’Aubuisson, fue necesaria segunda vuelta, muy apretada. Gente muy cercana al proceso y a la política desde fuera han dicho off the record que D’Aubuisson ganó por estrecho margen, pero se le “convenció” que él no era la persona adecuada por su vinculación internacionalmente aceptada con escuadrones de la muerte y sería muy dañino para el país en guerra. Aceptó sensatamente y calmó a sus fieles seguidores.

En 1988 Armando Calderón compite por la Alcaldía de San Salvador contra Alejandro Duarte, delfín, hijo del presidente Duarte, la fuerza de la Democracia Cristiana había ido en disminución y Armando ganó ampliamente, lo que marcó el ascenso de ARENA, pavimentando la elección de Alfredo Cristiani como presidente de la República en 1989. Cristiani firmó los Acuerdos de Paz en 1992 después de un exitoso y complicado proceso de negociación, en un país destrozado por la guerra y con su economía en el suelo y Acuerdos de Paz que cumplir, multimillonarias cifras con mucha ayuda externa prometida que no llegó.

En 1994 Armando Calderón gana la presidencia a Rubén Zamora (FMLN-PDC) y tenía desafíos colosales que enfrentar, implementar pendientes de los Acuerdos de Paz como el despliegue de la Policía Nacional Civil y la desmovilización de la antigua Policía Nacional.

Creó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el de Seguridad Pública, apoyó a su ministra de Educación, Cecilia Gallardo, a implementar una reforma educativa, más horas diarias de estudio, el Bachillerato Técnico Vocacional de tres años, se inició la aplicación de la PAES, se crearon las Escuelas Saludables.

En 1996 logró la creación de una ley que regulara la creación de organizaciones sin fines de lucro (ONG), se decretó el actual Código Penal derogando el del 13 de febrero de 1973, porque no guardaba concordancia con la Constitución Política, ni con la realidad política y social del país.

Puso en marcha medidas liberales como la privatización de ANTEL, de las compañías de distribución eléctrica y otras, se crearon los fondos de pensiones privados AFP, hasta entonces de propiedad estatal.

Esos años son los únicos en la historia que el PIB creció mas del 5%.

Terminado su período, Armando siguió activo en política como consejero, referente en ARENA y buscador de acuerdos.

Hemos perdido a un gran hombre.

Lee también

Comentarios

Newsletter