Recuperar el sueño

La sensación de que la realidad es cada vez más agobiante se ha venido apoderando del ánimo nacional; y tal sensación constituye una especie de insomnio creciente, que nos mantiene irritados y descontentos.
Enlace copiado
Enlace copiado
En verdad, los salvadoreños estamos necesitando una prolongada vacación en el Resort Respiro para poder volver a la vida normal con las energías sosegadas y renovadas. Esto parece una imagen literaria, pero en realidad constituye un imperativo de la sana supervivencia. Desde luego los encargados de programar esa vacación reparadora son los liderazgos nacionales, que hasta ahora vienen siendo más bien consentidores del perverso estado de cosas que se ha establecido en el ambiente. No es casual que los ciudadanos comunes estemos tan impacientes por empezar a ver el cambio que se requiere para que el vivir cotidiano recupere su sentido natural. Y no se trata de un “cambio” entre comillas, como son los que abundan declarativamente en la política dizque práctica, sino del cambio serio y responsable, que tenga como propósito básico recuperar el orden y abrir rutas hacia el progreso equitativo y efectivo. Nadie tiene fórmulas fáciles ni cómodas al respecto. Recuperar el sueño histórico implica superar el insomnio antihistórico. Esa es la tarea clave para los que nos piden la confianza de la representación. ¿Se darán cuenta?

Lee también

Comentarios

Newsletter