Lo más visto

Más de Opinión

Referendo

Lamentablemente, la vía de las elecciones, expresión de la voluntad popular, validada por la democracia para el escogimiento de primeros mandatarios y otros funcionarios, no siempre cumple fielmente su cometido y se apega a la realidad.
Enlace copiado
Referendo

Referendo

Referendo

Referendo

Enlace copiado
Las irregularidades son diversas, por eso es tan importante un Tribunal Supremo Electoral confiable y despartidizado, que se apoye en una tecnología avalada por patrones internacionales, con la verificación de observadores de organismos y países reconocidos por su imparcialidad.

Se ha vuelto común, con su replicación, el caso de presidentes de países que obtuvieron el cargo por el camino eleccionario establecido, pero luego, como una consigna ideológica, comienzan la tarea de modificar la Constitución de la República que juraron cumplir, para alargar su período, permitir reelección o, tajantemente, perpetuarse en el poder.

Pero existen figuras jurídicas para frenar este tipo de pretensiones. Lego en la materia, pero con intención explicativa, abordo el tema, afirmando que referendo es el procedimiento jurídico-político por el que se somete a votación popular una medida constitucional de especial importancia. En cuanto a plebiscito constituye una votación democrática semidirecta en la cual participan los habitantes de un país para ratificar la gestión de un gobernante o decidir algún asunto importante nacional. Existen medidas extremas, como la insurrección contemplada en el artículo 87 de nuestra Constitución, pero, expresamente dice que este derecho se utilizará con el solo objetivo de restablecer el orden constitucional alterado. Y, mentes calenturientas, a veces, mencionan y amenazan con el desacato, que es una desobediencia a las leyes y aplicantes, en el uso de sus funciones.

Un buen ejemplo de no acatamiento a la Constitución, en lo contemporáneo, lo está dando Venezuela, obstruyendo uno de los derechos más significativos del pueblo: el referendo. Rico en petróleo, pero cada vez más pobre en democracia y bienestar humano, el país suramericano, por el canal de este recurso, con pretensión revocatoria, trata de poner fin al mandato caótico de Nicolás Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez. Sectores opositores son los impulsores de este movimiento, quienes han reunido las firmas necesarias para activar el mecanismo. Mas, Maduro y su gobierno echan mano de todas las artimañas para rechazar este derecho legal y popular.

Con esto queda demostrado que muchos sectores desean hacer de la Constitución una normativa maleable, acallando la voluntad popular. Los dictados de la ciudadanía, con sus legales manifestaciones, deben respetarse. Ella escoge su destino, aunque a veces se equivoque o se arrepienta de sus decisiones. Ejemplos sobran. Después de la guerra entre el Reino Unido y Argentina por la posesión de las Islas Malvinas, contra toda lógica, sus habitantes optaron por continuar bajo el dominio británico. Puerto Rico, a pesar de su inclinación independentista, votó por incorporarse como Estado Libre asociado de Estados Unidos. Y, más recientemente, el Reino Unido, a través de un referendo, se desligó de la Unión Europea.

Retornando a la temática nacional, relativamente el tiempo que resta para la realización de elecciones, es corto. Con la experiencia y realidad acumuladas, se espera que las decisiones de los salvadoreños en el futuro sean tomadas con sensatez y sabiduría.

Tags:

  • elecciones
  • venezuela
  • referendo
  • maduro
  • tribunal electoral

Lee también

Comentarios