Reflexiones en Semana Santa

Los que crecimos viendo películas en blanco y negro recordamos las producciones de Jesús, Noé, Moisés y otras en plena Semana Santa. Recuerdo que mientras elaboraban la alfombra a la par de la casa de mi abuela, una película de Jesús se escuchaba al fondo.
Enlace copiado
Reflexiones en Semana Santa

Reflexiones en Semana Santa

Reflexiones en Semana Santa

Reflexiones en Semana Santa

Enlace copiado
No se podía hablar de otra cosa que de Jesús, su Pasión, Muerte y Resurrección. Quizá, al crecer en un pueblo, las actividades eran más sentidas y vividas. Aprendí que Dios mandó a su único hijo para salvarnos.

El protocolo de la noche era esperar la urna, iluminada y con un Jesús delgado, golpeado y ensangrentado. Pasaba la procesión encima de la alfombra. Muchos recogían el aserrín, según algunos servía de buen abono para las plantas. Como siempre, casi a medianoche, las velas encendidas adornaban el pueblo. Todo el mundo iba detrás del Santo Entierro; recuerdo que en esa época los católicos éramos más.

Reflexionar es lo que realiza la feligresía católica; portarnos mejor con el prójimo es una señal que estamos cambiando. Todos los cristianos hacen reflexiones en las iglesias, se dirigen a los fieles hablándoles sobre el significado de la muerte y pasión de Jesús. Muchos hacen ayunos, caminan descalzos, de rodillas con los ojos vendados hacia la iglesia, cargan las imágenes, se alejan de los vicios. Al final cambian su forma de ser. ¿Son necesarios todos esos sacrificios para cambiar de actitud?

Cómo olvidar las asoleadas en plena vía crucis, comprar un fresco para calmar la sed era una opción. Nuestros padres nos inculcaron respetar la Semana Santa, ¡Dios me guarde alguien anduviese en vehículo, clavara algo en la pared o madera, o comiese carne de res! ¿Se respetan todas esas normas actualmente?

Debemos reflexionar lo que sufrió Jesucristo camino al Calvario. Los que hemos visto la película “La pasión de Cristo”, protagonizada por Jim Caviezel y dirigida por Mel Gibson, nos deja perplejos en los sofás. Fue duro el castigo que le propiciaron a Jesús antes de llevarlo a la crucifixión. Les aseguro que si un niño ve la película, quedará asombrado al ver el dolor que sintió el hijo de Dios cuando le estaban golpeando y crucificando.

Actualmente, usted puede reflexionar observando los vía crucis realizados en colegios o centros escolares; o los que representan las iglesias, cual actuación hace reflexionar a todos. Fotos y videos aparecerán en redes sociales; sin embargo, que no sea nada más un show mediático, que sirva para cambiar de actitud.

El papa Francisco mencionó en un mensaje referente a la Cuaresma de este año: “La Cuaresma de este Año Jubilar, pues, es para todos un tiempo favorable para salir por fin de nuestra alienación existencial gracias a la escucha de la Palabra y a las obras de misericordia. Mediante las corporales tocamos la carne de Cristo en los hermanos y hermanas que necesitan ser nutridos, vestidos, alojados, visitados, mientras que las espirituales tocan más directamente nuestra condición de pecadores: aconsejar, enseñar, perdonar, amonestar, rezar...”. ¿Lo estamos cumpliendo?

Con el accionar de la delincuencia, no caería mal que muchos fieles católicos y otros que se han decepcionado, quizá por algunos casos de pedofilia, vuelvan a sentir el verdadero significado de la Semana Santa. No queremos sodomas y gomorras en estas vacaciones, queremos a ciudadanos dispuestos a cambiar.

Reflexionar en la Semana Mayor no es solo ir a las iglesias, asistir a las procesiones o cumplir las costumbres; es también pensar que El Salvador necesita de una reconversión total para cambiar. Que estas fechas sean un aliciente para clamar por paz. No es solo ver una película de Jesús y recapacitar, es de mudar nuestro espíritu. Piense en cosas buenas y tendrá cosas positivas en la vida. Amén.

Tags:

  • semana santa
  • catolicismo
  • reflexion
  • delincuencia

Lee también

Comentarios

Newsletter