Lo más visto

Más de Opinión

Regalo navideño de ayer, hoy y siempre

¡Elevemos gracias al Todopoderoso por las bendiciones que en las Navidades ha derramado siempre sobre todos nosotros y por haber encargado a Niño Dios colocar regalos en el Árbol!

Enlace copiado
Héctor Mauricio Arce Gutiérrez

Héctor Mauricio Arce Gutiérrez

Enlace copiado

1. El regalo del Niño Dios esperado por chicos y grandes bajo el Árbol de Navidad amaneciendo el 25 de diciembre bajo cada árbol navideño buscando su regalito. Ellas alguna muñeca y los niños alguna pelota de fútbol o un juego de béisbol.

En nuestro tiempo nos dimos cuenta de que además del regalito había desayuno para niñas y niños de un tamal y una tacita de chocolate o de leche. A mí me tocó cuando tenía 6 años ese desayuno. También encontré cerca del árbol de Navidad un caballito de madera con patas de mecedora, regalo que mis padres decían lo había puesto el Niño Dios.

2. En la Calle Lara, Barrio de San Jacinto, salimos donde los vecinos familias Toruño y Peccorini y veíamos cada uno los regalitos navideños que nos habían depositado.

3. Permítaseme contar algo propio: En 1964 estaba estudiando para examinarme en el primer Examen privado oral para doctorarme en la Facultad de Derecho de la Universidad de El Salvador; ya tenía hogar matrimonial con la misma señorita que este mes hemos cumplido 60 años de estar juntos y ya con 3 varoncitos menores de 10 años y esperando ella para febrero de 1965 una hembrita. Le sugerí a mi esposa que necesitábamos un TV y una refri pues la que teníamos ya no funcionaba y acordamos que con el compadre Br. Mauricio Castellanos Palma íbamos a sondear algunos almacenes para obtener de "fiado" o al crédito tales utensilios electrodomésticos para que fuera el regalo navideño de los 2 para los 3 varoncitos.

4. Finalmente con el compadre fuimos a la Casa Zamora casi frente al Almacén Schwartz en donde nos atendió personalmente el Sr. Zamora, quien nos mostró un TV y una refri y me dijo que el TV valía 600 colones y la refri 1,200, marca Leonard; me preguntó el Sr. Zamora que si las quería al crédito y le dije que sí y entonces me preguntó cuánto ganaba y le dije que ganaba 200 colones de colaborador de un Despacho Jurídico. El Sr. Zamora me dijo que era muy poquito el sueldo que yo tenía para el crédito de ambos equipos y entonces yo le dije: nos vamos tristes, y antes de salir del almacén, me dijo: y ¿dónde trabajas, muchacho? Y le contesté que en el Bufete "Dr. José María Méndez" y entonces el Sr. Zamora me dijo: Chemita Méndez es mi amigo y abogado de esta empresa, por lo tanto te concedemos el crédito; firmando en ese momento el contrato y las letras respectivas y con la firma en el contrato del compadre Castellanos como fiador.

5. Enviaron el TV y la refri a mi domicilio y fue recibido por mi Sra. y por mi suegra, contentas por el regalo navideño para toda la familia y una canasta navideña de 25 colones de "El Cochinito" para mis padres. Esto que cuento de lo que me pasó en 1964 le ha ocurrido a muchos jovencitos pues yo tenía 26 años igual que mi esposa y les está ocurriendo a otros jóvenes en este mes de diciembre.

Hemos machacado esta anécdota pues para mi hogar también es inolvidable.

Tags:

  • Navidades
  • regalo
  • Casa Zamora
  • crédito

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines