Lo más visto

Más de Opinión

Reputación y honor y redes sociales

Enlace copiado
Eduardo Rohde Schell

Eduardo Rohde Schell

Enlace copiado

Como un efecto evolutivo de la tecnología, las redes sociales en todo el mundo crecen, impactan y adquieren mayor diversidad, pero –siempre existen objeciones en todo– su accionar le ha restado credibilidad y seriedad a algunas aplicaciones en la interrelación social, máxime si se trata de usos estatales. Han adquirido carácter fútil, poco responsable y caído en el terreno de la "chambrería". En ocasiones daña el honor y la reputación de las personas, con mayor afectación cuando están involucradas figuras públicas.

Algunos educadores, en el pasado, comparaban al mercurio (nombre vulgar azogue), metal líquido plateado, número atómico 80, con la vulnerabilidad del honor y la reputación de alguien. ¿Alguno de ustedes ha tratado de recoger ese escurridizo metal cuando ha sido derramado en el suelo? Algo así se da al ser calumniada, difamada y puesta en duda la conducta de un ser humano. En muchos casos el daño es irreparable.

A nivel internacional, son conocidos muchos casos de un inadecuado uso de las redes sociales, como la supuesta trama rusa utilizada para favorecer las pretensiones presidenciales de Donald Trump; la acusación hecha al mismo político, de que su abuelo fue evasor fiscal y proxeneta, y la falsa noticia que señaló a la portavoz de la Cámara de Representantes de EUA, Nancy Pelosi, del desvío de fondos para pagar el juicio político de Trump. Asimismo, se recuerda en el pasado, el efecto causado por las mentiras repetitivas del propagandista nazi Goebbels, durante el conflicto bélico de Alemania.

En la actualidad, ataques y señalamientos virales proliferan irresponsablemente en el ámbito público, muchas veces sin pruebas ni asidero legal, simplemente constituyen palabrería barata; y es más criticable cuando suplen canales oficiales que por tradición están ceñidos a protocolos. Por lo cual los comunicados e informaciones delicadas sí cuentan con la formalidad y credibilidad del caso.

Las desinformaciones por internet deben ser analizadas y debatidas seriamente, afirman muchas organizaciones relacionadas con las redes sociales, entre ellas la ONG Avaaz, y enfrentar el problema con acciones efectivas e inmediatas. Ha llegado a límites irresponsables, no solo para el buen nombre de las personas, sino con grave afectación a las democracias del mundo y libertades fundamentales.

Tags:

  • redes sociales
  • mercurio
  • Trump
  • desinformaciones

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines