Lo más visto

Más de Opinión

Rescatar la credibilidad del IAIP

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) se encuentra en una complicada crisis, como consecuencia de la filtración de datos personales hacia Casa Presidencial (CAPRES). Esta situación está afectando mucho su credibilidad, la cual debe rescatarse, pues es una institución clave para la transparencia y rendición de cuentas.

Enlace copiado
Javier Castro De León

Javier Castro De León

Enlace copiado

Lo sucedido es grave, no solo por los delitos que se pudieren haber cometido, sino porque se han transgredido derechos constitucionales, como el de intimidad, a partir del cual se deriva el derecho a la autodeterminación informativa, que conlleva a que el Estado cuente con mecanismos para proteger los datos personales, como sería contar con una Ley de Protección de Datos Personales, y con una autoridad autónoma, especializada y distinta al IAIP.

Es necesario que la Fiscalía General de la República (FGR) investigue exhaustivamente sobre la filtración de datos personales de ciudadanos, que fueron usuarios del Sistema de Gestión de Solicitudes (SGS). Este sistema, comprendido dentro del portal que manejaba la extinta Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción (SPTA) de CAPRES, fue entregado al IAIP antes de que iniciara funciones el nuevo Gobierno; sin embargo, hubiera sido aconsejable que siempre estuviera en el IAIP, por ser el ente garante del acceso a la información pública, y además la extinta Secretaría no se caracterizó por su compromiso con la temática, lo que quedó claro desde antes que naciera el IAIP y también después; toda cercanía de la SPTA con el IAIP siempre despertó válidas preocupaciones y suspicacias.

El IAIP desde sus inicios se fue ganando la confianza de la ciudadanía, pues se enfrentó a instituciones públicas que querían seguir navegando en el secreto y opacidad; pero también tuvo situaciones de crisis, como cuando erró y confirmó la reserva en la información de CAPRES, relativa a los viajes del expresidente Funes, gastos de publicidad, etc. Esta crisis se solventó porque la Sala de lo Constitucional corrigió al IAIP, y por el trabajo que este posteriormente realizó. En la actual conformación en el IAIP, también ha habido situaciones críticas, primero con el proceso cuestionado del nombramiento de un director ejecutivo por no reunir el perfil y que terminó en su renuncia; y ahora con el caso en comento.

La auditoría anunciada por el IAIP en el SGS es un paso importante para recuperar su credibilidad, y la ciudadanía debe poder observar este proceso. Paralelamente, la FGR debe investigar tanto en la extinta Secretaría como en el IAIP, para judicializar el caso y sentar un precedente. Expertos informáticos de TRACODA se han referido con claridad al código del sistema que pudo habilitar la circulación de datos personales; me parece que acá hay una luz clave para la línea de investigación.

Es necesario rescatar la credibilidad del IAIP, para lo que se requiere que este reafirme con su trabajo su firme compromiso como ente garante de la LAIP y mientras tenga la facultad, también de proteger los datos personales en manos del Estado. La sociedad civil debe estar vigilante, apoyando lo correcto y denunciando lo incorrecto. Si una lección cabe señalar es que entre más lejos esté el IAIP de los entes obligados, es lo más sano, pues así no se expone a cualquier intento de control y manipulación.

Tags:

  • Instituto de Acceso a la Información Pública
  • CAPRES
  • Fiscalía
  • Sistema de Gestión de Solicitudes
  • Secretaría
  • auditoría
  • datos personales

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines