Lo más visto

Más de Opinión

Revisando las estrategias de campaña

Enlace copiado
Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

El FMLN no comprende que su enemigo es Bukele, ataca a la derecha en vez de a su peligro que se nutre de seguidores descontentos y de ganar, se haría "dueño" de la izquierda. ARENA tampoco, ataca al Frente, no pasa la corrupción de Saca a GANA ni aprovecha los flancos abiertos de Bukele.

Bukele tiene una campaña efectiva, bien diseñada, usa el formato populista que ha ganado elecciones en varios países, Fujimori, Chávez, Hitler... explota sentimientos que molestan a la población y ofrece remediarlos. Su principal mensaje, aprovechando el desencanto con los partidos políticos, se ofrece como redentor, como que no ha formado parte de ninguno, como recién llegado, apela a un par de otras frustraciones de la población y esa es su propuesta. Cultiva cuidadosamente su imagen para venderla a su "target" los jóvenes, vistiendo diferente y su imagen cuidadosamente maquillada.

Bukele estuvo con el FMLN 8 años, como alcalde de Nuevo Cuscatlán y San Salvador y al inicio de esta campaña, aparentaba sería candidato por el FMLN. Hubo un rompimiento buscado o real cuando descalificó a sus líderes y fue expulsado de sus filas. Comenzó su peregrinaje para ser candidato a la presidencia, primero con Nuevas Ideas, movimiento que aún no es partido, pasando por el CD y cayendo a última hora en GANA, que como dijo en una entrevista, no le quedó más remedio porque era la única alternativa que tenía. Esto se manifiesta en sus apariciones, no permite a ningún dirigente de GANA, cambió el color anaranjado a celeste y trata de desligarse del partido de Tony Saca, Herbert Saca y Guillermo Gallegos. Hasta ahora sus adversarios no han sabido leer su estrategia, de donde nutre su caudal y sus flancos débiles.

Lo evidente para muchos, no lo parece para el FMLN, Bukele es su principal enemigo, no ARENA, pues él se nutre de la gente desencantada con ellos por su apoyo a la corrupción de Funes y otros miembros de la cúpula, y el apoyo a las tiranías de Nicaragua y Venezuela, además del mal gobierno, son su principal fuente de seguidores. Difícilmente le come algo al voto duro a la derecha, aunque compite con los indecisos.

Algunos piensan que si Bukele va a segunda vuelta, el FMLN lo apoyaría para derrotar a ARENA.

Eso no es así, los principales dirigentes del Frente o la mayoría, están claros que de aliarse con Bukele si gana la presidencia, dejaría afuera a sus cuadros y dirigentes y se haría "dueño" de la izquierda del país, reduciendo al FMLN a una mínima expresión histórica.

Pero a pesar de que el FMLN es quien más perdería, su campaña está orientada contra la derecha, no contra Bukele y GANA, con quien mantiene el bloqueo de elecciones de magistrados.

Si el FMLN cambia, ya sea corrigiendo lo que molesta a su militancia, como poniendo en evidencia a Bukele en las cosas que hizo durante su estadía en el Frente, desmintiendo lo químicamente puro que se vende, puede recuperarse del 10 % o 350 mil votos, a una posición mucho más alta. El Frente tiene presencia territorial y una maquinaria electoral muy fuerte que le ayudaría a recuperar terreno perdido. Con seguridad la mayoría de votos que recupere el Frente los perdería Bukele, estratégico para el futuro del FMLN.

GANA cree que Bukele los pondría en puestos de mando. También se los acabaría, veríamos solo diputados celestes.

ARENA aparentemente tampoco ha comprendido que su principal adversario es Bukele, sigue atacando al gobierno o el FMLN, que no le haría mayor daño electoral y no traslada el desprestigio de la corrupción de Saca, fundador de GANA, a ellos que fueron los autores y beneficiarios principales, desligándose inteligentemente y con credibilidad, de eso que molesta a tantos, aceptar otros errores del pasado, y aprovechar tanto flanco abierto que tiene Bukele exponiéndolo inteligentemente.

Los dos partidos grandes se equivocan hasta ahora.

Lee también

Comentarios