Rompecabezas ENADE 2016

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) realizó recientemente su evento más representativo. El XVI Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE 2016) se denominó “El Salvador Libre de Corrupción” y su lema fue “honestos versus corruptos”.
Enlace copiado
Rompecabezas ENADE 2016

Rompecabezas ENADE 2016

Rompecabezas ENADE 2016

Rompecabezas ENADE 2016

Enlace copiado
El tema seleccionado sugiere que la transparencia de la gestión pública y la ética empresarial son esenciales para el fortalecimiento del sistema democrático de libertades.

ENADE 2016 se desarrolló en un contexto relativamente escabroso. Tres hechos así lo indican: (1) la publicidad política-ideológica dibuja a los empresarios como los “malos de la película”, lo cual propicia que sus mensajes sean descalificados a priori; (2) permanente confrontación entre el gobierno central y la ANEP en temas de interés nacional como seguridad, sistema de pensiones, salario mínimo y reforma fiscal; y (3) la elección del nuevo presidente de la ANEP 2016-2018 requirió que se acudiera a la unidad empresarial y la defensa de los principios de la sociedad libre.

Por otra parte, la realidad nacional revela que está aumentando el número de conciudadanos que piensan que –independientemente del tipo o signo ideológico del gobierno de turno– lo cierto es que los niños salvadoreños están creciendo en un entorno cada vez más violento, corrupto, contaminado e incierto. Eso quiere decir, entre otras cosas, que los tomadores de decisión están siendo irresponsables e injustos con las futuras generaciones. Esta reflexión motivó la lectura del documento ENADE 2016 y los siguientes tres puntos resumen su análisis.

Punto 1. ENADE 2016 destacó que los países con menos corrupción son los que tienen mayor desarrollo humano. En este marco, la ANEP se comprometió con la aplicación de un Código de Ética y planteó una mayor auditoría de los fondos públicos. Al respecto, se presentaron propuestas para mejorar el trabajo de la Corte de Cuentas y FGR, así como reformas al Código Procesal Penal, Ley de Acceso a la Información Pública y Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, entre otras.

Punto 2. Lo relevante no es qué se dice sino quién y cómo se dice. En este sentido y ante la falta de un entendimiento básico en el país, es probable que estas propuestas caigan en saco roto. Tres hechos así lo sugieren: (1) descalificación anticipada del conferencista internacional de ENADE 2016, (2) ausencia del Órgano Ejecutivo en el XVI ENADE y (3) limitada incidencia de los anteriores ENADE en políticas públicas.

Punto 3. Sigue rechazándose la hipótesis de que el centralismo es fuente de corrupción. Tanto el poder político como el poder económico se oponen a la apertura interna o localización. Esta coincidencia hace que el concepto de participación ciudadana de las cúpulas partidarias y empresariales sea diferente al de la sociedad civil organizada y el círculo académico. Es decir, la ciudadanía sigue teniendo un peso marginal.

Conclusión: lo más importante fue lo que no se dijo en el ENADE, a saber: la posición del poder económico respecto a la decisión del poder político de adoptar un enfoque militar para contener la violencia delincuencial y criminalidad. Las medidas extraordinarias tienen el riesgo de que el país se aleje del Estado de derecho y se acerque al autoritarismo, lo cual restringiría la participación ciudadana y sin ella no es posible derrotar a la corrupción.

Tags:

  • anep
  • enade 2016
  • corrupcion
  • transparencia

Lee también

Comentarios

Newsletter