Saber defender lo defendible (II)

Antecedentes familiares del personaje. Hay malas decisiones que pretenden dañar el prestigio de un profesional, pero en este caso hay tanta trascendencia, que el prestigio de sus antepasados es una “real memoria”.
Enlace copiado
Saber defender lo defendible (II)

Saber defender lo defendible (II)

Saber defender lo defendible (II)

Saber defender lo defendible (II)

Enlace copiado
Ya que estamos hablando del nieto de nuestro bien recordado don Romeo, nada menos nos estamos refiriendo al “Rector Magnificus” o sea el Dr. Romeo Fortín Magaña acompañado de su digna esposa, la bella dama ahuachapaneca doña Angélica de Fortín Magaña, y de ese ilustre matrimonio nació el Dr. Miguel Ángel Fortín Magaña, médico y padre de nuestro agraviado Dr. José Miguel Fortín Magaña.

Para los que conocen Ahuachapán comprenderán que me estoy refiriendo a una familia de la pura “cepa” y estas líneas las dedico para presentar a tan honorable familia.

Como los conozco y me he relacionado con ellos, me siento honrado al escribir estas líneas de mi compadre Dr. René Fortín Magaña, ya que enmarcan todo el abolengo y prestigio de la ejemplar familia Fortín Magaña.

Derechos sustanciales vulnerados.

Que la no renovación del contrato sostiene el doctor Miguel Fortín Magaña constituye un “despido de hecho arbitrario” el cual ha sido llevado a cabo por una autoridad que no es la competente, pues a juicio de él, esto le corresponde únicamente al pleno de la Corte Suprema de Justicia, es decir, decidir sobre la remoción de funcionarios, médicos forenses y empleados del IML, todo ello de acuerdo con lo establecido en art. 182, n.º 9 de la Constitución y 102-A letra b de la Ley Orgánica Judicial, y además su nombramiento fue aprobado por medio del acuerdo 478 emitido por el pleno de la Corte Suprema de Justicia en fecha 9/IX/2011. También vale la pena señalar que sus labores eran técnicas y de carácter permanente lo que hacía que se encontraba incorporado en la carrera administrativa. Por todo lo explicado, se debió de haberse tramitado un procedimiento previo ante la autoridad competente en el que se justificaran y se debieran comprobar las causas para no renovar su contrato laboral y destituirlo de su cargo y darle al pretensor la oportunidad de controvertir aquellas y poder defenderse.

En razón de todo lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia ha resuelto admitir el amparo, suspender los efectos de la actuación impugnada, y ordenar al presidente y al director de Recursos Humanos ambos de la Corte Suprema de Justicia, que mientras dure la tramitación de este proceso de amparo y no obstante transcurre el plazo establecido en el contrato antes relacionado se abstengan de separar al demandante de su cargo de director general del IML y de nombrar a otra persona para sustituirlo por lo que deberán permitir que siga desempeñando el cargo que actualmente ocupa con todas las funciones que le han sido conferidas.

Todo esto con el objeto de evitar al alteración del estado de hecho de la situación controvertida.

Así mismo la medida cautelar decretada en este proceso implica que el pretensor en su calidad de director general del IML podrá seguir divulgando la información estadística a la que se refiere el art. 99, ordinal 2.º de la Ley Orgánica Judicial, no obstante los impedimentos o prohibiciones que le sean impuestos en ese sentido por el consejo directivo del IML.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter