Lo más visto

Más de Opinión

Salida alternativa

“El tiempo está loco”, dicen con frecuencia los que vivieron otros tiempos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Y agregan: “Fíjense, por ejemplo, en las cabañuelas...” El joven que escucha hace la pregunta esperable: “¿Y qué son las cabañuelas?” La respuesta tiene un dejo de comprensión conmiserativa: “Es el cálculo sobre qué es lo que va a pasar con el clima en cada uno de los meses del año a partir de lo que ocurra en los primeros 12 días del mismo y en los 6 siguientes, sólo que en estos últimos cada mes corresponde a un medio día”. El joven se interesa: “¿Y quién hace ese cálculo?” Ya la respuesta tiene tono impaciente: “Pues cualquiera de nosotros... Vos, por ejemplo”. El aludido se sorprende: “Pero yo no tengo ningún conocimiento de meteorología”. La impaciencia se vuelve sarcasmo: “¿Y qué la meteorología no es lo mismo que la cosmetología?” Ambos se ríen. “Mirá, muchacho, lo cierto es que el tiempo ya perdió toda la compostura...” El joven, con expresión que se pone seria queriendo serlo, argumenta: “Y si es así, ¿por qué no inventamos otras cabañuelas más imaginativas, que tengan en cuenta esa locura de la que usted habla?” “¡Hombre, a lo mejor!”

Tags:

  • tiempo
  • cabañuelas
  • calculo
  • clima

Lee también

Comentarios