Lo más visto

Más de Opinión

Salvemos nuestra Patria

Enlace copiado
Carlos Alfaro Rivas - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Carlos Alfaro Rivas - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Te fuiste porque El Salvador está vuelto m.; de Guatemala a Guatepior. Para qué te vas a quedar, si todo está podrido. No podés vivir en paz, no hay chamba, ni medicinas; los políticos solo padentro. Te fuiste porque Chamba se quedó sin oomph, para atrás como el cangrejo. Te fuiste porque más al fondo, solo el infierno y, precisamente, del infierno, te querés escapar. Te fuiste porque así en manada no joden los Z’s, más chance de pasar el muro. ¡Falso! Ahora, Donald (el patriota, no el pato) te ordena "GUANACOS GO HOME" y, si no obedeces, te tira gases y balas; del muro no pasás.

Te fuiste, pero volvé.

Volvé porque un ser humano no debe abandonar la tierra de su ombligo a la fuerza. Volvé porque aquí está tu familia, tus cheros, tu clima esplendoroso, tus ostritas, tus Pilsener, tus pupusas. Volvé porque aquí le hacemos huevos a todo: guerras, terremotos, huracanes, gobiernos del FMLN, amenaza celeste. Volvé porque es hora de darle in the neck a tantas razones por las que te fuiste. Volvé porque te necesitamos para salvar nuestra Patria.

Nos encontramos en el cruce entre tres caminos. A la izquierda, 10 años en pleno retroceso. Adelante, un camino lleno de túneles, precipicios, mordidas, algo embrujado. A la droite, el camino pavimentado, con visión clara hacia adelante. ¿Cuál camino vas a elegir? Para muchos, la triste realidad dista de la lógica.

Demasiados le están apostando tirarse al precipicio celeste. Los que no frenen a tiempo, sin duda, se arrepentirán. No podrán argumentar que no fueron advertidos. Que no ven que ese camino ha quebrado ciudades, es una fábrica de mentiras, sin norte, sin propuestas. "Hombres Hueveando", lee el rótulo, pintado sobre pared naranja. ¿Qué no ven que el piloto celeste no tiene dos dedos de frente?

Para él, bono es el lead singer de U2, no un instrumento financiero. Para él, la única razón, para atraer capital extranjero, es "el clima es perfecto, El Salvador les va a gustar". "Sí que es menso ese hombre" se frustra la lorita Pepita, "y además no respeta a las damas" agrega ofendida.

No respeta ni pura estaca. Ahí anda, vendiendo la Utopía celeste naranja; el flautista de Hamelin, tirando millones de falsas notas digitales en las redes sociales. Cerca del Día D, su discurso incendiario sube de tono, y organiza comandos urbanos para conformar un ejército que le garantice la mitad más uno de los votos el 3 de febrero.

Si no queremos que el Pulgar deje de palpitar, debemos despertar para este plan macabro evitar. "No hay vuelta de hoja", dice la lora con su pico bajo un ala.

Los que tomaremos el camino, pavimentado; el de visión clara y "Hombres Trabajando", abrámosle los ojos a los que andan con cosquillitas celestes. Y no solo a ellos; entusiasmemos a tantísimo indeciso, y a los apáticos, los que piensan no votar, porque "gane quien gane, siempre es lo mismo". ¡Falso! Pilas, solo quedan 8 semanas, 3 de las cuales distrae enormemente la Guadalupe Reyes.

Pilas también, a los pilotos del camino pavimentado. Olvídense de la Lupe Reyes; sigan llevando sus propuestas, en carne y hueso, hasta el más remoto poblado, mientras el celeste se embriaga. Sigan ganando confianza por medio de su materia gris y experiencia, requisitos indispensables para que fluya la inversión y brote el trabajo; para limpiar la política chuca; para que vibren los motores, chisporroteen los yunques; para que vuelvan los que se fueron.

Basta ya del calvario a lo largo de los 3,740 km hasta el muro; la crisis humanitaria que sufre nuestra sangre en Tijuana. No queremos seguir viendo cipotes curtidos, curtidos, llorando de cansancio, hambre, dolor y frío. Sí queremos borrar estas escenas de los noticieros del mundo entero. Sí necesitamos que la mayoría de salvadoreños le apostemos a salvar nuestra Patria.

Para ello debemos tomar el camino correcto, descruzando brazos, abriendo ojos confundidos, entusiasmando mentes desilusionadas. No nos podemos volver a equivocar.

Tags:

  • políticos
  • Patria
  • Utopía
  • apáticos
  • Tijuana

Lee también

Comentarios