San José, modelo para los políticos

El pasado 19 de marzo se celebró el día de San José. Quizás muy pocos salvadoreños nos dimos cuenta.
Enlace copiado
Enlace copiado
Inmersos en nuestra realidad económica y social tan complicada, donde la vida humana se aprecia muy poco y el tener un empleo parece ser un lujo, resulta bastante difícil levantar la vista, abrir nuestros corazones y detenerse a contemplar lo que el Calendario Litúrgico de la Iglesia Católica nos quiere instruir.

San José es probablemente uno de las santos menos reconocidos. Quizás esto se debe a que en la Biblia nunca se menciona algo dicho por él. Además se le menciona muy poco. Sin embargo, una de las virtudes que se le atribuye es que es un hombre “justo” y esto es ya suficiente como para que sea alguien a quien debemos estudiar y tratar de imitar.

Contrario a lo que tradicionalmente se nos ha enseñando y que es solo “cumplir la ley”, “justo”, en el lenguaje bíblico significa: “Hacer la voluntad de Dios” y San José se vuelve un modelo de esto, pues no solo supo anteponer sus propios deseos a cumplir las peticiones de Dios, sino que aceptó cuidar, a costa de su propia vida, a quien había aceptado libremente como hijo adoptivo y tuvo que vivir muchas dificultades para servir a Dios; en la singular misión que se le encomendó y él ni comprendía.

¿En qué pobreza y con qué humildad no vivió San José todos los días de su vida? Tenía al Rey de reyes viviendo en su humilde casa y aun así aceptó seguirse ganando la vida, como simple carpintero, para sustentar así la familia que Dios le había encomendado.

Como dijo otro santo: “Dios le dio a su cargo su Hijo gloriosísimo... Príncipe universal del cielo y la tierra y él continuó ganándose la vida con sus propias manos. Fue a su patria y solo él y su familia fueron rechazados... Dios le dice que vaya a Egipto y va; le manda que vuelva y vuelve”.

La virtud principal de San José es la de buscar, encontrar, aceptar y hacer la voluntad de Dios. Todos estamos llamados a esto, pero usualmente se piensa que le corresponde solamente a los religiosos y religiosas, sin darse cuenta de que Dios nos ha creado para una misión específica y que en el caso de los políticos, esta tiene que ver con servir a los demás y no “servirse de los demás”; como desgraciadamente se ha vuelto tradicional en la mayoría de los funcionarios.

Ya lo dijo un famoso y admirado expresidente de un país suramericano: “Al que le guste mucho el dinero, que no se dedique a la política”. Contrario a esto, lo que está ocurriendo en nuestro país y en el mundo entero es precisamente esto y es la razón principal de la crisis mundial que nos amenaza.

Nuestro país se encuentra inmerso en esta crisis y la ansiedad de la mayoría es preguntarnos: ¿Adónde dirigimos nuestra mirada, a la “izquierda” o a la “derecha”, para encontrar un horizonte que nos permita encontrar el camino para que la crisis tan siquiera comience a disminuir, en lugar de incrementarse?

La respuesta es que lo que necesitamos, independientemente si son de “izquierda” o “derecha”, son líderes políticos que tengan como ejemplo a seguir a San José y busquen en la posición que Dios les ha confiado cómo encontrar su propia felicidad cumpliendo su misión; tal y como lo hizo San José, al habérsele confiado el cuidado de la Sagrada Familia.

Para las próximas elecciones, la solución está en votar por aquellos políticos que tengan las mismas virtudes que San José.
 

Tags:

  • San Jose
  • izquierda
  • derecha
  • crisis
  • politicos

Lee también

Comentarios

Newsletter