Lo más visto

Sándwich salvadoreño

Enlace copiado
Sándwich salvadoreño

Sándwich salvadoreño

Sándwich salvadoreño

Sándwich salvadoreño

Enlace copiado
Las siguientes tendencias caracterizan el contexto internacional: (1) calentamiento global y su impacto en la agricultura y seguridad alimentaria, (2) crecimiento poblacional, acelerada urbanización y auge de las migraciones, (3) repunte del populismo, y (4) penetración del crimen organizado en diferentes esferas estatales en Mesoamérica.

Tres hechos caracterizan la vida nacional: (1) miles de compatriotas desean emigrar a EUA (una cuarta parte de la población salvadoreña vive en suelo estadounidense), (2) los políticos –de todas las corrientes– al llegar al poder abrazan el centralismo, y (3) la polarización ideológica-electoral desfavorece el clima de inversiones e impide un entendimiento básico para sacar adelante al país.

Al relacionar las tendencias internacionales con los hechos nacionales se genera un fenómeno que este ensayo denomina “sándwich salvadoreño”. ¿Por qué? Por la angustiosa situación que viven innumerables compatriotas al estar en medio de dos cursos adversos: (1) la promesa del presidente electo de EUA de deportar a millones de indocumentados (principalmente a inmigrantes con antecedentes criminales) y sellar la frontera EUA-México; y (2) la violencia delincuencial y falta de trabajo en suelo cuzcatleco hace que incontables connacionales quieran emigrar.

El “sándwich salvadoreño” (EUA “sellando” sus fronteras y El Salvador “expulsando” a su gente) refleja el drama humano que viven miles de coterráneos. Consiguientemente, la acción inmediata es proteger los derechos humanos de los migrantes y sus familias. También convendría realizar las siguientes tareas e instar a la comunidad internacional a sumarse a un esfuerzo de país.

Tarea 1. Dar un sentido democrático al 25 aniversario del Acuerdo de Paz (1992-2017). Una opción sería asignarle un papel secundario a las partes firmantes. ¿Cómo? La Presidencia de la República invita al círculo académico a identificar lecciones aprendidas y exponer las causas que han hecho que el país transite de la violencia política a la violencia delincuencial en el último cuarto de siglo.

Tarea 2. Enmarcar la prevención de la violencia en la política social. Además de aplicar la ley (investigación, persecución y castigo del delito), urge regenerar el tejido social local. Consecuentemente, la prevención debería ser liderada por el gabinete social y municipalidades. Esto es esencial porque en un país con antecedentes autoritarios y un marcado centralismo, el control territorial podría conducir a la presencia permanente de la fuerza pública en cientos de comunidades. De ser así, el próximo 16 de enero se podría aseverar la militarización del país.

Tarea 3. Priorizar la inversión en educación y cohesión social. La clave está en quitarle los niños al crimen. ¿Cómo? Haciendo que más adolescentes completen sus doce años de estudios y que la escuela pública sea un espacio de aprendizaje, convivencia y protección. Es decir, el reto es hacer de la escuela el eje de la cohesión social.

Conclusión: la política estadounidense tiende a obstaculizar la inmigración y la realidad nacional motiva la emigración. Esta condición hace que incalculables compatriotas se encuentren en medio de dos negaciones. El punto es que los cuzcatlecos solo pueden intervenir en una parte del sándwich (El Salvador). Hay, entonces, que convencer a la otra parte (EUA) de aunar esfuerzos hacia un objetivo común: ampliar las oportunidades educativas y laborales de los jóvenes salvadoreños en sus lugares de origen. Así se mejoraría la cohesión social y frenaría la emigración a EUA.

Tags:

  • migracion
  • violencia
  • deportaciones
  • pandillas

Lee también

Comentarios