Lo más visto

Más de Opinión

Se acercan unas elecciones cruciales y hay que garantizar las condiciones para que sean enteramente confiables

Ojalá que antes del 28 de este mes sea posible hacer reformas electorales que le den más claridad y certeza al proceso.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El tema concreto de las próximas elecciones legislativas y municipales se encuentra en esta oportunidad cargado de incertidumbres y de ansiedades, mucho más que en ocasiones anteriores porque esta vez se estará poniendo a prueba el nuevo equilibrio de fuerzas políticas que están ya sobre el terreno. Las elecciones presidenciales del 3 de febrero de 2019 replantearon el escenario de la competencia electoral, ya que por primera vez desde el inicio de la posguerra las dos fuerzas partidarias tradicionales –ARENA y el FMLN– dejaron de estar a la cabeza y un nuevo protagonista emergió como vencedor. Ese es un cambio que mide la estabilidad del sistema, y que no lo desquicia por sí, pero trae consigo novedades que de entrada son muy inquietantes y que habrá que vigilar de modo muy atento para que la ruta de la democratización no vaya a torcerse de ninguna manera.

A sólo muy pocos días para que se cierren posibilidades legales de hacer cambios en el proceso electoral, las fuerzas políticas no sólo no han dejado de estar enfrentadas prácticamente en todos los terrenos sino que han venido intensificando sus tensiones y sus choques. Esto es altamente preocupante en todo sentido, y de modo específico en lo referente a las cuestiones electorales porque los próximos comicios están ya a la vista y todo lo que ellos envuelven hace que a los actores políticos en juego les gane un nerviosismo que tiende a ser incontrolable, ya que es mucho lo que para cada quien está sobre el tapete de lo posible.

Puntos como el del voto de los salvadoreños en el exterior para elecciones como las del 28 de febrero de 2021 se encuentran aún en veremos, y el hecho de que los tiempos disponibles se hallen a punto de finalizar es augurio de estancamiento en aspectos vitales. Nada de esto es casual, porque no requiere mayor análisis para tener a la vista que los motivos de todo ello derivan de las incertidumbres que mencionábamos al comienzo. Es deplorable que esto sea así, aunque también era esperable que se diera, porque nuestro proceso de democratización ha venido padeciendo quebrantos sucesivos, que no han desquiciado el sistema pero sí lo han mantenido en una especie de indecisión muy riesgosa.

Como hemos sostenido a lo largo de toda esta fase evolutiva que se abrió con la posguerra, el factor que verdaderamente ha dado más confianza y continúa dándola es la conducta de la ciudadanía, que aunque por momento parece contaminarse con los descontroles de la política activa siempre se ha logrado sobreponer para que el país no se hunda en la inviabilidad, como con frecuencia pareciera ser inevitable. Esta es la tabla de salvación a la que los salvadoreños tendríamos que aferrarnos en todo momento, para garantizarnos a nosotros mismos que el proceso nacional continúa siendo suficientemente capaz de darse sus necesarias garantías de supervivencia y de avance.

Y pese a que las expectativas inmediatas no son alentadoras en lo que toca al accionar de los entes políticos, nunca nos cansaremos de esperar proactivamente que se den reajustes y reordenamientos que pongan a todos los actores involucrados en una línea de comportamientos sensatos y constructivos, y ahora muy específicamente en lo que toca a la función electoral.

Ojalá que antes del 28 de este mes sea posible hacer reformas electorales que le den más claridad y certeza al proceso. Esto nos conviene a todos, y los que deben tomar las decisiones correspondientes deben asumirlo así.

Estamos a las puertas de una campaña electoral que será intensa y decisiva. Esto es parte de la lógica de nuestra evolución, y en tal sentido lo que hoy se haga o se deje de hacer tendrá repercusiones de muy amplio alcance.

Tags:

  • elecciones
  • ciudadanía
  • reformas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines