Lo más visto

Se viene otra importante elección. El IAIP

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) anunció que el 23 de diciembre del presente año se realizaría la convocatoria al sector empresarial y universidades para presentar ternas de dos de los comisionados que en 2017 finalizan su gestión.
Enlace copiado
Enlace copiado


El IAIP está conformado por 5 comisionados propietarios y suplentes y de acuerdo con la ley, estos son electos de ternas propuestas así: a) una terna propuesta por las asociaciones empresariales debidamente inscritas; b) una terna propuesta por las asociaciones profesionales debidamente inscritas; c) una terna propuesta por la Universidad de El Salvador y las universidades privadas debidamente autorizadas; d) una terna propuesta por las asociaciones de periodistas debidamente inscritas; y e) una terna propuesta por los sindicatos autorizados por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

La ley de la materia prohíbe la reelección de los comisionados, por lo que a partir del año 2017, el IAIP tendrá que reestructurarse pues dos de los comisionados actuales cesarán en sus cargos y deberán ser sustituidos.

A estas alturas ya nadie pone en duda la importancia de esta institución. Por diferentes razones costó mucho que el IAIP arrancara, pero desde que lo hizo, es innegable que se comenzaron a dar pasos importantes en la búsqueda de transparencia en la gestión pública.

El año 2016 se ha caracterizado por poner al descubierto muchísimas irregularidades, abusos y hasta delitos cometidos por funcionarios en el ejercicio de sus atribuciones. Esperamos que 2017 nos permita seguir descubriendo estas irregularidades y que por sobre todo nos permita ver la aplicación de los correctivos y sanciones correspondientes luego de finalizados los procesos respectivos en que, por supuesto, se observen todas las garantías constitucionales.

Esto que hemos descubierto en 2016 se debe a un rol mucho más protagónico que está teniendo la ciudadanía, pero sin duda debe mucho a las posiciones que en varios casos ha adoptado el IAIP. Desde este mismo espacio hemos criticado algunas de sus decisiones y hemos señalado algunos criterios que nos han parecido excesivos, pero en este mismo espacio reconocemos que el avance en la lucha contra la opacidad en la función pública debe bastante a las actuaciones del IAIP.

Y es por ello que tenemos que prestar mucha atención al proceso de elección que iniciará en los primeros días de 2017. Lo que está en juego es la continuidad y ojalá la profundización en los esfuerzos por lograr que nuestros funcionarios administren la cosa pública de manera transparente y conscientes de que los ciudadanos estaremos permanentemente vigilantes y exigiendo rendición de cuentas. No podemos darnos el lujo de retroceder o renunciar a lo que ya se ha logrado.

Siendo así, tenemos que comenzar por exigir a las universidades y al sector empresarial, que son en este momento los convocados, que inicien de inmediato un proceso de selección de candidatos que les permita proponer ternas de personas verdaderamente comprometidas con la transparencia y que cuenten con la independencia necesaria para no tener más limitaciones que el apego a la ley y a los principios rectores de la ley. Lo mismo exigimos desde ya al presidente de la República cuando tales ternas le sean presentadas.

Necesitamos de una vez por todas que los funcionarios entiendan que la regla general es que la información relacionada con su gestión es pública, y que son contados los casos en que por razones verdaderamente justificadas, hay información que puede considerarse como reservada.

Necesitamos que se sigan dictando precedentes que consoliden el acceso de los ciudadanos a la información pública y que la herramienta que ahora tenemos a nuestra disposición sea utilizada cada vez más. En resumen, tenemos que cuidar al IAIP y lo que este viene haciendo; ojo con el proceso que ya ha iniciado.

Lee también

Comentarios