Lo más visto

Más de Opinión

Seamos responsables en el tráfico de San Salvador

Enlace copiado
Seamos responsables en el tráfico de San Salvador

Seamos responsables en el tráfico de San Salvador

Seamos responsables en el tráfico de San Salvador

Seamos responsables en el tráfico de San Salvador

Enlace copiado
El excesivo tráfico generado durante el periodo de construcción del túnel de Masferrer nos ha dado la excusa de distraernos excesivamente de la faena de conducir nuestro vehículo.

Cuando nos licenciamos en el manejo de un auto, nos sometemos a un examen para ser responsables, con nosotros mismos y con los demás, en el acto de conducir una máquina. Debemos ser respetuosos con los otros conductores, así como con los peatones, siguiendo las reglas de tránsito, cediendo el paso al peatón, etcétera. Muchas de esas reglas no las acatamos al ciento por ciento, por diversas razones, siendo una de esas, y que ha tomado una preponderancia relevante, es la distracción al volante por el uso indebido del teléfono celular.

El congestionamiento diario, y a toda hora, que se da en las calles y avenidas de San Salvador, es impresionante, y ya vemos muchos episodios de personas, que además de manejar su vehículo, manejan su propio estrés. Una manera de “soportar” las “trabazones” es “textear” o “chatear”, ver redes sociales, un video, o simplemente, hablar por teléfono. Me atrevo a decir que ocho de cada 10 conductores usamos el celular mientras manejamos, unos más otros menos. Cuando oscurece, dentro de los autos, usted puede ver la luz de una pantalla diminuta encendida. Ahí está el distractor principal, el que ocasiona no frenar a tiempo, pasarse la luz en rojo, irrespetar la señal de alto, circular en contra vía, atropellar a quien cruza la calle, detenerse sobre las franjas blancas de seguridad peatonal. Dicho acto, voluntario, se convierte en la peor pesadilla de todas las personas que a diario circulamos por las diferentes rutas de nuestra ciudad capital, debido a que es una de las tres principales causas de accidentes automovilísticos.

Por un momento pensemos en la responsabilidad que nos toca asumir al frente del volante de un vehículo; somos portadores de la seguridad de quienes viajan con nosotros, sea nuestros hijos, esposa, esposo, novio, vecino, amigo, y además, de las otras personas que viajan en el resto de autos que transitan por donde nosotros vamos, al igual que los peatones que caminan y cruzan calles.

Definitivamente no gozamos de una cultura de conducir con seguridad, que contemple el respeto al peatón, sino, más bien una cultura del “matón”, de la ley del más fuerte. Eso sumado al caos del tráfico, la falta de aplicación de la Ley General de Tránsito, la ausencia de autoridad competente haciendo el trabajo de normalizar la circulación e imponiendo sanciones a los que irrespetan la ley, como lo es el usar el celular mientras conduce, convierte cada día en un verdadero calvario cuando decidimos conducir.

La compleja situación del tránsito produce un acto de inconsciencia de parte de los conductores, mediante el uso del dispositivo móvil para sobreponerse al estrés de manejar, de “matar el tiempo”, con la consecuencia de volverse un verdugo del tráfico, un irreverente e irresponsable, ya que el acto de conducir exige concentración total.

Como ciudadanos que convivimos en una misma ciudad y que tenemos igual derecho al viajar en nuestro auto por las mismas calles, y en vista de que la autoridad competente está ausente, seamos responsables y los minutos u horas que pasemos en medio del tráfico aprovechémoslos para concentrarnos en ser ejemplo de buenos conductores, respetando las leyes, al peatón, y sobre todo sin distraernos en el mundo virtual del celular. Demostremos que podemos hacerlo entre nosotros mismos para que le bajemos al estrés de conducir y ocasionemos menos accidentes.

Tags:

  • trafico
  • masferrer
  • san salvador
  • estres
  • vehiculos

Lee también

Comentarios