Lo más visto

Más de Opinión

Seguridad jurídica: conveniente y necesaria

Es necesario que en El Salvador exista todo un ambiente de legalidad para que los fallos judiciales, una vez notificados a las partes, se “acaten y se cumplan”, para que así se tenga un factor a favor en materia “contractual”.
Enlace copiado
Enlace copiado
La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) publicó en campo pagado en LA PRENSA GRÁFICA un enjundioso artículo titulado “Seguridad Jurídica: pilar de la inversión de El Salvador”.

Elaborado en forma “contundente”, en él se encuentran unos párrafos preocupantes acerca de los conflictos actuales como el de LaGeo y otros más, que tendrán resonancia interna y otros de corte internacional donde existe “laudo arbitral” que habrá que respetarse, no debiéndose tomar posturas de rechazo y de falta de voluntad para efectuar su cumplimiento, dando excusas que no vienen al caso.

Hay que cumplir con los fallos que deben ser verificados, ya que por su propia naturaleza son de obligatorio cumplimiento, dando así muestras que en El Salvador prevalece el Estado de Derecho.

Finalmente se hace un llamado al Gobierno y en términos generales para que sepan ambos que los medios publicitarios no son los mecanismos adecuados para aclarar las cuestiones jurídicas y por supuesto para resolver temas de carácter contractual, lo adecuado y lícito es conocer “la voluntad de las partes” en contienda, las leyes y las instituciones existentes que deben tomar parte y actuar.

Especialmente con una frase que hoy calcamos y no nos cansaremos de repetirla para que se respete y se cumpla: “Cumpliendo y honrando nuestros compromisos adquiridos, garantizaremos la seguridad jurídica nacional y daremos fuerza a nuestra democracia y Estado de Derecho”.

Para todo lo anterior relacionado existe y tenemos un Código de Procedimientos Civiles donde están enmarcados todos los procedimientos judiciales, los que se les da fin por medio de las “sentencias” que estas una vez hayan sido legalmente notificadas a las partes en contiendas, deben de saberse acatar y sobre todo cumplirse.

Pero actualmente, lo que tenemos es una “gran desobediencia” , que nos ha dado un “estado de impunidad” generalizado en todas las áreas administrativas que es totalmente negativo y frustrante para el campo jurídico, y esta es una peste que debemos eliminarla para que no prosiga y para que el desprestigio no nos siga invadiendo ya que el perjuicio y los daños no se pueden reparar fácilmente en este sentido.

Esta “impunidad” ha sido la principal fuente que le ha dado fuerza a la crisis institucional que hemos padecido, ya que la desobediencia a las sentencias de la Sala de lo Constitucional por un grupito de diputados que han sido avalados por el presidente de la República ha sido de lo más detestable. Siendo por supuesto la parte más grave que funcionarios en sus cargos (diputados) no deberían optar por obtener cargos públicos, si de antemano ya sabemos que en su actuar no van a ser honestos ni sensatos en el ejercicio de sus cargos.

Chambolandia sigue siendo la capital de los padecimientos, continúa recibiendo telegramas que contienen conflictos escandalosos, siendo por su orden de llegada: 1.- “Conflicto relacionado compañía LaGeo–INE-CEL ENEL”. 2.- Telegrama: resolución de la Corte de Apelaciones de París confirmando el Laudo Arbitral a favor de ENEL. 3.- FUSADES: recomienda cumplir los fallos de tribunales nacionales lo mismo que laudos internacionales. 4.- Telegrama: FUSADES: manifiesta que el fallo CEL-INE y ENEL son obligatorios de cumplir. 5.- Telegrama: que los medios publicitarios “no deben ocuparse” para aclarar y resolver temas de carácter contractual.

Tags:

  • conflictos actuales
  • posturas de rechazo
  • cumplimiento

Lee también

Comentarios