Lo más visto

Ser papá en casa ayuda a la prevención

Del estudio realizado por UNICEF y FUSADES bajo el título: “Una mirada a las familias salvadoreñas, sus transformaciones y desafíos desde la óptica de las políticas sociales con enfoque en la niñez”, se pueden sacar algunas conclusiones para apoyar mejor a los padres de familia en su papel de educadores. Una de inquietudes es qué hacer para acompañar a las mujeres jefas de familia en los hogares monoparentales, cuya cantidad ha aumentado (85% de las familias que están a cargo de una sola persona, las jefas de hogar son mujeres).
Enlace copiado
Ser papá en casa ayuda a la prevención

Ser papá en casa ayuda a la prevención

Ser papá en casa ayuda a la prevención

Ser papá en casa ayuda a la prevención

Enlace copiado
Otra de las conclusiones es cómo ayudar a los papás varones a acortar las largas jornadas laborales para que tengan más tiempo libre con sus hijos e hijas. Se menciona que los cambios pudieran relacionarse con la migración.

El estudio, que categorizó el estado de los hogares nacionales a través de los datos vertidos en la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM), entre 1992 y 2012, pone de manifiesto el reto urgente de apoyar a las familias salvadoreñas a ejercer mejor su papel de prevención de la violencia juvenil. Efectivamente, si un papá o una mamá no pueden o no tienen la energía necesaria para ejercer como tales, difícilmente se puede educar a la siguiente generación de ciudadanos salvadoreños, ya que los progenitores son los primeros educadores de valores humanos y cívicos.

En El Salvador existe criterio general que la familia es una realidad insustituible y fundamental para el desarrollo afectivo, intelectual y social de la niñez, por lo que no será difícil la puesta en marcha de una política pública de apoyo a la familia que la dote de recursos, mecanismos e incluso habilidades con las que pueda hacer frente de manera digna y exitosa a su papel protector y de productor de capital social. En particular, muchos estudios serios afirman la necesidad de la masculinidad del varón en el hogar para un mejor desarrollo de la personalidad de la hija y del hijo.

Colocar a la familia como centro de la gestión de la empresa y el Estado ayudaría a sensibilizar a la sociedad para que se pueda consensuar a la clase política a buscar una legislación a favor de dicha institución, logrando finalmente contar con una política pública de familia que sea PREVENTIVA Y ORIENTADA AL FUTURO. Si bien es cierto que muchos de sus efectos positivos pueden tomar 20 años, empecemos ya para dar resultados junto a los “Nuevos Objetivos del Milenio de 2030” de la ONU.

En El Salvador no existen ayudas específicas para equilibrar la vida familiar y laboral con un cuerpo de ley de política pública que la apoye, como por ejemplo la española para las familias numerosas. Así mismo, se hace necesario establecer definitivamente una cultura amigable a la familia dentro de las empresas a través de la Responsabilidad Familiar, lo cual propiciaría una cultura más incluyente y equitativa. Al permitirles que puedan trabajar y cuidar de sus familias, se lograría sensibilizar sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, jóvenes y mayores, en todos los niveles jerárquicos. Se ganaría en mejores relaciones laborales empleados y empleadores caracterizadas por la transparencia y se permitiría al varón estar más presente en el hogar para contribuir a la educación de hijos e hijas.

Tags:

  • familia
  • educacion
  • hogar
  • paternidad

Lee también

Comentarios