¿Será que tiene razón el presidente Trump?

Enlace copiado
Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios

Enlace copiado

No se discute que la eliminación del TPS es una decisión soberana del Gobierno de Estados Unidos, que responde a una política migratorio rigurosa y hasta racista, aunque no tiene nada de nuevo ya que era un acontecimiento anunciado desde la campaña electoral, así que no debería de sorprender las presuntas declaraciones que le atribuyen al presidente Trump, sobre los migrantes de El Salvador y Haití, al llamarles personas de países de agujero de evacuación.

Es decir que de ser ciertas esas declaraciones, estaríamos frente una postura racista que lesiona la dignidad y la soberanía de El Salvador, dado que existen miles de compatriotas de buen corazón que emigraron a EUA, desde hace varias décadas, y con su capacidad, y laboriosidad, han contribuido a construir la infraestructura de la nación del norte, así mismo con sus impuestos han fortalecido las finanzas de EUA. De igual manera en esa misma emigración, también se colaron algunos malos salvadoreños que no llegaron precisamente a aprovechar el tiempo y las oportunidades, sino más bien llegaron a delinquir y a formar una de las estructuras pandilleriles más peligrosas del mundo, formadas principalmente por salvadoreños, con ello se fortalecieron en el crimen, el secuestro, la extorsión y el narcomenudeo, es así que a través del historial del sistema de justicia se ha condenado a varios cientos de malos salvadoreños por diversos delitos.

Como el caso de Alejandro Enrique Ramírez Umaña, del penal federal; Irving Ramírez y Julián Beltrán en California; Alexander Sorto, Gilmar Hernández y Héctor Medina Romero en Texas; Manuel Ortiz en Luisiana; y Alfredo Prieto en Virginia.

Que esperan en los pasillos de la muerte en cárceles de Estados Unidos, por ejemplo, el señor Ramírez Umaña fue sentenciado a pena de muerte por asesinar a los hermanos Rubén y Manuel García Salinas en un restaurante de Carolina del Norte, en el año 2007. Ramírez Umaña, de 27 años, fue el primer miembro de la Mara Salvatrucha en Estados Unidos en recibir esta condena.

El otro ejemplo es sobre Irving Ramírez que recayó la pena capital por el homicidio del oficial Dan Niemi, del Departamento de Policía de San Leandro, en julio de 2004. El policía se encontraba disuadiendo los disturbios en el lugar cuando el salvadoreño lo abatió con siete disparos. Así que, bajo este escenario, se podría afirmar que el presidente Trump tiene toda la razón de tratar de defender el territorio y la soberanía de EUA, de extranjeros que crean caos y delincuencia, con ello no estoy diciendo que, por estos malos salvadoreños, esté justificada la presunta declaración del presidente Trump.

Pero sí vale la pena hacer un examen de cómo está El Salvador, para no sobrevalorar lo que somos y no creamos que seguimos siendo el Japón de Centroamérica, entonces nuestro país es gobernado por algunos malos servidores públicos, que buscan su provecho, que se adjudican bienes públicos, que asignan dinero del presupuesto para organizaciones fantasmas, otros tienen contratado hasta la cuarta generación de sus familiares, y otros no pueden justificar el crecimiento exponencial de su patrimonio.

Por otra parte, hay ciudadanos y empresarios que evaden impuestos, explotan a los trabajadores y no respetan las leyes laborales. Ciudadanos que les importa un pito las leyes de tránsito, es decir, todos buscamos sacar un provecho de forma ilegítima, entonces ¿por qué nos molestamos? Al contrario, todos estamos obligados a ser cada día mejores ciudadanos.

Lee también

Comentarios

Newsletter