Lo más visto

Más de Opinión

Si algo es esencial para que la estabilidad apunte al progreso es que los jóvenes puedan sacar adelante sus vidas

Las oportunidades se entrelazan con los escollos, haciendo que el panorama se vuelva cada vez más complejo para los jóvenes.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Estamos en una época en que la suerte de las personas individualizadas va cada vez más de la mano con la dinámica de los tiempos, que son aperturistas por naturaleza pero que presentan una gran cantidad de dificultades de autorrealización en el terreno de los hechos. Es decir, las oportunidades se entrelazan con los escollos, haciendo que el panorama se vuelva cada vez más complejo para los jóvenes que están hoy iniciando sus trayectorias de vida. Al respecto, los datos que revela el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ponen esta temática al rojo vivo, dando a conocer, de entrada, que el desempleo juvenil alcanzó en 2019 su nivel más alto de los últimos 20 años.

Eso ha hecho que dicha Organización considere que la situación de los jóvenes entre 15 y 24 años merece el calificativo de "alarmante", pues estamos entre el desempleo y el empleo precario, con gran predominio de la informalidad. Esto, como todo en la vida, tiene también su efecto constructivo, que se concreta en la tendencia creciente al emprendimiento, que está hoy manifestándose con más intensidad y expansión que nunca. Pero siguen persistiendo, y en forma peligrosamente expansiva, fenómenos como el de los "ninis", es decir que ni estudian ni trabajan, lo cual favorece los propósitos depredadores del crimen organizado, que sigue haciéndose valer en las expresiones globales que son tan características de los tiempos que corren por todas partes.

Y aquí se manifiesta también un desbalance de géneros que complica aún más las cosas: en nuestro país, la proporción de mujeres que no estudian ni trabajan y tienen hijos es mucho mayor que la de hombres en las mismas condiciones. Fenómenos como este contribuyen notoriamente a la distorsión de las dinámicas sociales, que están ya tan complicadas y traumatizadas en tantos sentidos. Al puntualizar todas las señales que se hacen sentir en los diversos espacios nacionales de nuestra zona, no se necesitan más insumos de juicio y de valoración para arribar a un desafío que a todos nos corresponde: impulsar cambios de funcionamiento y de perspectiva que, por encima de cualquier intención política, proyección ideológica y definición programática, puedan llevar a un nuevo estado de cosas en clave de presente y de futuro efectivamente llevaderos para todos.

La desocupación juvenil constituye, pues, una especie de enfermedad crónica de nuestros sistemas de vida; y en ese sentido hay que enfocar dicha realidad para que puedan ser emprendidas las tareas reorientadoras y reordenadoras que no admiten ningún tipo de evasiva, de la clase que fuere. Y es que cuando hablamos de desocupación en verdad estamos haciendo referencia a un desajuste estructural que lo va contaminando todo, pues si las nuevas generaciones sucesivas no se integran a su progreso propio mucho menos pueden hacerlo al progreso integral.

Tanto los entes gubernamentales como las organizaciones privadas tienen que sumar esfuerzos de manera interactiva para asegurar que los jóvenes de todas las procedencias y condiciones encuentren vías de acceso al desarrollo personal que les conduzca a la superación social. Se trata de dos dinámicas que se motivan en conjunto hacia lo que en todo caso debe ser el objetivo nacional: aprovechar voluntades en clave productiva conforme a las exigencias de una actualidad que está cada día más obligada a prosperar por encima de los límites tradicionales.

Aunemos propósitos, pues, en dirección hacia un nuevo horizonte que nos vaya reuniendo a todos por encima de las limitaciones que aún prevalecen. Los jóvenes tienen que estar en la vanguardia de esos logros dinamizadores, porque son sus desempeños actuales los que definirán la consistencia de lo que viene.

Tags:

  • desempleo
  • oportunidades
  • jóvenes
  • emprendimiento
  • desarrollo
  • dinámicas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines