Lo más visto

Más de Opinión

Si el tema migratorio se sigue tratando con pasionismo y no con racionalidad no habrá cómo hallarle salidas

El escenario actual es como una gran terraza que nos permite dirigir la mirada hacia el horizonte con otros ojos.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El Salvador, como hemos repetido tantas veces, es por su propia configuración social e histórica, un país de emigración. Nuestra gente ha tenido siempre el impulso de emigrar, y el principal motor de tal impulso es la búsqueda de oportunidades que no están aquí y que pudieran estar en otra parte. Antes, cuando las condiciones internacionales establecían limitaciones prácticamente insalvables, nuestra emigración tenía un horizonte inmediato, que era Honduras en primer término, donde en realidad había muy poco que encontrar; en esta época, dentro de las nuevas configuraciones posibilitadas y abiertas por la globalización que empezó a moverse hace tres décadas con vocación expansiva, nuestro horizonte migratorio tuvo un salto de calidad impresionante, ya que el nuevo destino es principalmente Estados Unidos, la primera potencia económica y política del mundo actual, con todo lo que eso representa.

Precisamente estamos viendo y sintiendo el peligroso efecto que tiene este tema tan espinoso en nuestras relaciones con la gran Nación del Norte, que es y ha sido siempre nuestro principal enlace internacional. Y es por esto que para nosotros, los salvadoreños en particular, significa tanto que haya el menor número posible de roces con la nación estadounidense y con sus autoridades en todos los niveles. Pero, desde luego, y pese a las enormes diferencias de poder tanto económico como político, lo que hoy se nos está demandando a todos es que cada quien ponga lo que le corresponde para que las salidas habilitantes permitan no sólo la sana convivencia sino también la consolidación de un mejor futuro.

Si bien todo proceso migratorio debe acogerse a las disposiciones legales que estén vigentes en cada sociedad, el hecho de que haya un dinamismo migratorio tan intenso como el que se da en estos días, y no sólo en nuestra zona, exige que todos los que están envueltos en la situación hagan lo suyo, sean países de origen o países de destino, pues lo que impulsa todos estos movimientos de tránsito es mucho más el ansia de ir en busca de una vida más prometedora y satisfactoria que cualquier otra motivación circunstancial, por vigorosa que sea.

Consideramos que el pasionismo que se ha detonado en torno a este acontecer hace que se dejen de lado hasta las consideraciones humanitarias más elementales, lo cual lo que produce en definitiva son más tensiones y más angustias, sin que los impulsos desaparezcan. La experiencia recogida en el curso del tiempo, desde que se tiene memoria de fenómenos como el que comentamos, indica a las claras que sólo las apuestas racionales funcionan, porque aquí es lo humano más vivo lo que está en cuestión; y en esta era globalizadora eso se vuelve aún más vigente, porque lo humano está levantando cabeza como nunca antes, y por lo que se percibe esta será una tendencia que tiene vocación permanente, pese a todas las distorsiones activadas alrededor.

La globalización trae consigo un mundo donde se van difuminando las antiguas fronteras, y no por efecto de ningún poder militar o político, sino por efecto de la misma renovación de los tiempos. Y en un mundo como este los conceptos y los criterios de emigración y de inmigración también tienen que adaptarse a las realidades, a las condiciones y a las oportunidades de hoy. Los salvadoreños nos encontramos en el centro de esa realidad en formación, y tenemos que asumirlo como la mejor oportunidad de todas para avizorar futuro.

Tengamos confianza en la fuerza conductora que ejerce la racionalidad histórica, que incide sobre todo. El escenario actual es como una gran terraza que nos permite dirigir la mirada hacia el horizonte con otros ojos.

Tags:

  • emigración
  • búsqueda de oportunidades
  • Estados Unidos
  • lo humano
  • globalización

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines