Lo más visto

Más de Opinión

Si yo fuera presidente

Enlace copiado
Carlos Alejandro Varaona

Carlos Alejandro Varaona

Enlace copiado

Si yo fuera presidente invertiría en educación y salud como prioridad. Me refiero a una educación pública de calidad, excelente, que compita con la educación privada. Un pueblo educado, con cultura, sale adelante, puede competir a nivel global. Ofrecería créditos blandos y concesiones a la educación privada para catapultarla y que brinde una excelente educación al joven que pueda pagarla. Porque hay que ser realista, el Estado no tiene la capacidad de abarcar todo el país... necesita la educación privada.

En cuanto a la salud, un pueblo enfermo no rinde. Un niño enfermo, desnutrido, jamás podrá salir adelante o ser un buen estudiante, su condición física lo condena a la mediocridad. Y no es justo que un niño muera porque no hay medicinas o buen servicio médico. A veces hay medicinas, pero son incosteables para muchas familias. El servicio médico debería ser gratuito y de mucha calidad. El Gobierno lo puede subsidiar. En vez de tener tantas plazas fantasmas, gastar en lujos y viajes innecesarios, onerosos, se podría invertir en salud. Debería de haber más hospitales, más Centros Médicos, más Unidades de Salud. Como tanto ha repetido nuestro nuevo presidente, "el dinero alcanza cuando nadie roba".

La otra prioridad es la seguridad. En este país desaparece mucha gente, los crímenes están a la orden del día, las maras son incontrolables. No puede un emprendedor iniciar un negocio sin que las maras le pidan renta. Todos los días escuchamos y leemos en los periódicos de casos tristes, tragedias, asesinatos, desaparecidos, etcétera. Las leyes tienen que ser drásticas, ya no podemos andar con paños tibios, con leyes que podrían funcionar en Suiza, en Holanda o en Noruega, pero no aquí. Los derechos humanos se ejercen y funcionan para los delincuentes, pero y qué hay de las víctimas. ¿Quién los defiende, quién les hace justicia? Veamos el ejemplo de Singapur que en un tiempo era parecido a El Salvador y ahora es un modelo de país donde se respira paz, tranquilidad, trabajo y bienestar. Pero allí las leyes son enérgicas, fuertes, severas. El Estado debe proteger a la gente honrada, trabajadora, responsable de gente malvada e indeseable.

Otra medida que yo tomaría es erradicar la corrupción de raíz. Imponer penas severas. Exhibir a los corruptos. Pero jamás condenar a alguien sin antes haber probado su culpabilidad. Aquí lo que se ha vivido es al revés. Al sospechoso primero lo capturan y lo meten preso y luego el imputado tiene que probar su inocencia. Y aunque después se compruebe que es inocente, su reputación ya está manchada y no se puede borrar la angustia y el sufrimiento al que es sometida toda su familia. Como reza el dicho: "A golpe dado no hay quite".

También eliminaría la burocracia que impide que el país progrese y se desarrolle. Contratan demasiadas gentes ineptas que solo sirven para atrasar y obstaculizar los proyectos. En vez de facilitar las cosas las vuelen engorrosas. La idea es crear plazas innecesarias para tener familias comprometidas, amarradas y así obtener sus votos. Al FMLN esto no les funcionó; más bien los sepultó.

Si yo fuera presidente propiciaría créditos blandos a emprendedores. Crearía una Banca de Fomento Industrial y Comercial, para apoyar al Empresario, pilar de la economía de cualquier país y crearía un departamento de asesoría técnica para asegurar que salga adelante con su empresa e indirectamente ayude a reactivar la economía.

Finalmente yo haría renacer el IRA, Instituto Regulador de Abastecimientos, para ofrecerle nuevamente al pueblo los granos básicos a precios sumamente bajos. Ahora con la tecnología se podría controlar bien para evitar robos y abusos.

Tags:

  • presidente
  • educación
  • salud
  • seguridad
  • corrupción
  • burocracia
  • emprendedores

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines