Siempre hay soluciones: un ensayo

La sociedad salvadoreña está pasando una profunda crisis, pero puede reinventarse. Un renacer lento, que le asegure un futuro a la generación, surgiendo en el presente, es factible. Los acuerdos internos son indispensables como plataforma de despegue y de erradicación de la violencia, por ser este fenómeno el espejo de la crisis política, económica y cultural del país. A nivel internacional se avizoran.
Enlace copiado
Siempre hay soluciones: un ensayo

Siempre hay soluciones: un ensayo

Siempre hay soluciones: un ensayo

Siempre hay soluciones: un ensayo

Enlace copiado
El Banco Central de Reserva de El Salvador, que es una institución autónoma y que mantiene una posición técnica, ha facilitado estudios y publicaciones, de los cuales se pueden extraer muchas acciones, que de implementarse podrían sentar las bases para salir del subdesarrollo.

Existe un documento del BCR: “Valoraciones de Riesgo Soberano y Riesgo País de El Salvador”. Ese ensayo contiene análisis, evaluaciones, calificaciones y riesgos que afectan el desarrollo normal del país. De ese valioso documento he extraído varias apreciaciones, sin la referencia ordenada y sistemática utilizada por las calificadoras de riesgo: Standard & Poor's Ratings Services, Moody's y E. I. U. (Economist Intelligence Unit). En forma deliberada el autor de este ensayo escogió aquellas que se interpretan podrían ser soluciones, descartando las que se identifican como impedimentos, para no abundar en los trillados diagnósticos que alimentan la negatividad.

A pesar de que existe una polarización en el sistema político, se advierte una disposición de los partidos por alcanzar acuerdos que mantengan la estabilidad macroeconómica. Como la política interna es una variable endógena, existe un margen de maniobra, por ser el capricho de unos pocos que se dedican a ese quehacer. A mi juicio, como lo he sustentado en este espacio, es la piedra de tropiezo, pero con una voluntad ciudadana consciente se puede remover.

La dolarización, los acuerdos comerciales y privatizaciones deberían favorecer la integración económica con el resto del mundo, a juicio de una clasificadora. A la fecha la dolarización ha contribuido a la estabilidad monetaria. Siguiendo con el análisis económico de las entidades reconocidas, existen pocos márgenes de maniobra, tomando en cuenta aquellos factores externos, que son muchos, en los cuales no se puede incidir en el presente. Uno de los factibles es la eliminación de la burocracia gubernamental para expeditar el desarrollo de proyectos importantes.

Considerando que la dolarización reduce el riesgo cambiario y existe un consenso en mantenerla, la política fiscal continuará siendo la principal herramienta de política económica, por lo que encontrar una solución viable al sistema de pensiones se vuelve trascendental en la vida socioeconómica del país. Por otra parte, a pesar del incremento en los ingresos tributarios, estos no alcanzan a suplir el déficit, pero se espera que el Gobierno mantenga la tendencia de controlar el crecimiento del gasto. El pago de la deuda previsional supone un 2 % del PIB, más de la mitad del déficit fiscal, por lo que una solución, al menos parcial de este sistema (una reforma previsional podría reducir el déficit entre un 60 % a 70 %), acompañado de un mayor crecimiento del producto y del ingreso que es factible.

El Ejecutivo podría buscar un mayor acercamiento con los sectores empresariales del país, actitud que crearía una impresión positiva en el sector empresarial y en la comunidad internacional. Otra referencia del documento del BCR y de las Calificadoras es que hay una tendencia de reducción del déficit en cuenta corriente y que las remesas presentan buenas perspectivas de crecimiento. Estos flujos de ingresos externos reforzados por repatriación de capitales y un incremento de la inversión extranjera directa podrían ser factores positivos iniciales de una recuperación.

Tags:

  • crisis
  • sociedad salvadoreña
  • bcr
  • crecimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter