Significado de la Semana Santa

La Semana Santa es una observación religiosa que se enfoca en la muerte y resurrección de Jesucristo. Esta celebración cristiana ocurre durante la temporada de la Pascua y es de suma importancia porque es cuando se recuerdan los eventos principales que forman la base de esta fe. La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos.
Enlace copiado
Significado de la Semana Santa

Significado de la Semana Santa

Significado de la Semana Santa

Significado de la Semana Santa

Enlace copiado
Es interesante saber que no todos los cristianos hemos leído la Biblia, ni conocemos algunos aspectos de la magna celebración. Previamente a la Semana Santa, existe el período de la Cuaresma, y se refiere a los 40 días antes de la Pascua. La Cuaresma es un tiempo de arrepentimiento, preparación espiritual, ayuno y oración que empieza con el Miércoles de Ceniza y termina el Domingo de Resurrección durante la Semana Santa. Este es un tiempo en donde las iglesias preparan a los creyentes para ser bautizados. Otros aprovechan la Cuaresma para renovar el compromiso que hicieron con su fe al bautizarse.

Cada día de la Semana Santa tiene su significado. Durante esta semana los católicos recuerdan los comienzos de su religión y la culminación de la vida terrenal de Jesús. El Domingo de Ramos recuerda la llegada de Jesús a Jerusalén, la Tierra Santa. Sus fieles lo recibieron con fervor y gran entusiasmo, por eso ese día los creyentes llevan a las iglesias ramas de olivo como muestra de su fe. El momento culminante de este día es la bendición de las palmas y ramas de olivo que portan los fieles. El Lunes Santo se conmemora el inicio de la Pasión de Cristo. Jesús vuelve a Jerusalén y se dirige al templo, pero lo encuentra convertido en un mercado, por lo que se enfrenta a los vendedores y los expulsa del lugar, enseñándoles que se trata de un lugar sagrado al que había que respetarse por ser un lugar para rendir culto.

El Martes Santo, Jesús anuncia su pronta muerte, algo que causó gran pesar entre sus discípulos. La mayoría de las procesiones que se celebran este día se centran en la cruz y en el Cristo crucificado. El Miércoles Santo es el punto álgido de la Semana Santa, por ser un día penitencial, se intensifican los actos y las procesiones penitenciales. Este día se recuerda el momento en el que Judas, uno de los doce discípulos del Señor, se pone de acuerdo con los enemigos de Jesús y se ofrece a entregarlo a cambio de treinta monedas de plata. El Jueves Santo, la Iglesia católica conmemora la Eucaristía en la Última Cena de Cristo. Esa misma noche, Jesús es entregado por Judas y llevado a prisión. También se conmemora el lavatorio de pies.

El Viernes Santo, luego de su encarcelamiento Jesús es sometido a un juicio, tras ser torturado. Le colocan una corona de espinas sobre la cabeza y lo hacen cargar una pesada cruz, recorriendo la ciudad de Jerusalén. Al mediodía es crucificado. Es día de dolor y luto y no se celebran misas, sino rituales de oración. El Sábado Santo, Jesús permanece en el sepulcro. Los fieles realizan la Vigilia Pascual en situación de espera, con la esperanza de resurrección.

El Domingo de Resurrección, también llamado Domingo de Pascua, es el día en que Jesús sale de su sepulcro. Del dolor pasamos a la esperanza: Cristo resucita, se encuentra con sus apóstoles y posteriormente sube a los cielos, poniendo fin a las celebraciones de Semana Santa.

Tags:

  • cuaresma
  • semana santa
  • resurrección
  • jesucristo

Lee también

Comentarios

Newsletter